El Gobierno insta a Puigdemont a pronunciarse en el Senado

Sáenz de Santamaría.

La vicepresidenta admite que «hasta el último momento» las medidas para aplicar el artículo 155 pueden «adaptarse a las circunstancias»

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

El Gobierno insta a Carles Puigdemont a pronunciarse en el Senado antes de que la Cámara alta autorice el control de la Administración catalana y el cese de todo el ejecutivo autonómico. El procedimiento para la aplicación del artículo 155 de la Constitución contempla la posibilidad de que la Generalitat presente alegaciones esta semana y Soraya Sáenz de Santamaría admite que “hasta el último momento” el texto aprobado el sábado en el Consejo de Ministros podría “adaptarse a las circunstancias”. Aun así, la vicepresidenta ha evitado especular sobre si una convocatoria de elecciones o cualquier otro movimiento frenaría la intervención en Cataluña.

Más información

“No voy a entrar en los 'y sí', yo creo que hay que verlo paso a paso”, ha sostenido en una entrevista en Onda Cero. Pero del mismo modo, la número dos del Gobierno recuerda que el presidente catalán no ha aprovechado las oportunidades que se le han concedido y que el 155 se ha activado, con el apoyo de PSOE y Ciudadanos, por la resistencia de la Generalitat. “El acuerdo se ha puesto en marcha porque el señor Puigdemont no ha contestado a un requerimiento diciendo si ha declarado o no la independencia, por tanto esa es la base, la declaración de independencia”, ha sentenciado.

De aprobar el Senado el viernes las medidas que propone el Gobierno, el Ejecutivo procederá al cese inmediato del presidente de la Generalitat y todos sus consejeros. La vicepresidenta, sin embargo, no ha querido revelar por ahora la fórmula para la sustitución. Sáenz de Santamaría ha admitido como “una posibilidad” que se nombre un mando único para coordinar al equipo que asume las competencias autonómicas, que, reitera, estarán en manos de los ministerios.

Aplicación gradual

Lo que sí ha dejado claro es que una vez sea cesado, Puigdemont no tendrá ni firma ni sueldo y dejará de ser presidente, lo admita o no. Todo lo demás, aclara, incluida la negativa a aceptar esa realidad, será una “ficción”. “No están investidos por ninguna autoridad divina, están investidos porque así lo marca la Constitución y su Estatuto de Autonomía. Han incumplido la Constitución, han incumplido abiertamente el Estatuto, por tanto que no se crean que están puestos por la mano de Dios, que eso no existe desde que desaparecieron las monarquías absolutas en el entorno de Europa”, ha zanjado Sáenz de Santamaría.

La vicepresidenta ha advertido de que también los funcionarios que se resistan y opten por no cumplir con la Constitución y las leyes podrán ser cesados y relevados. La aplicación de las medidas, ha explicado, será “gradual y progresiva” y, por lo tanto, dependerá de si la administración catalana acepta la vuelta a la legalidad o no.

La número dos del Gobierno ha confirmado, además, que el sábado Mariano Rajoy mantuvo una conversación el primer secretario del PSC, Miquel Iceta. Y ante las dudas de algunos socialistas sobre la contundencia de la propuesta del Gobierno, negociada con el PSOE, ha argumentado que la Generalitat no ha dejado más alternativa.

Casado «confía poco» en lo que diga Puigdemont

Del mismo modo, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha considerado que sería "adecuado" que Puigdemont acuda al Senado para presentar sus alegaciones aunque "confía poco" en lo que pueda decir.

En rueda de prensa tras la reunión del comité de dirección del partido, Casado ha añadido que, si Puigdemont decide ir al Senado, estarán muy atentos a lo que diga, porque las últimas comparecencias que ha hecho han sido "bastante ininteligibles".

No ha querido valorar el dirigente popular qué discurso debería dar Puigdemont o qué respuesta se puede dar a lo que anuncie o proponga, pero sí ha advertido de que el 155 "ya está en marcha" y en proceso de ser aprobado por el Senado.

Pablo Casado ha asegurado que ha visto hoy al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "tranquilo, firme" y "absolutamente seguro" de que ha tomado la "decisión correcta" con la activación del 155, que está siendo respaldada, ha dicho, "por la opinión pública y publicada" y ha valorado su estrategia de haber sido "prudente" agotando "todos los días".

Igualmente, ha agradecido la "responsabilidad" y la posición "de Estado" del PSOE y de Ciudadanos en su apoyo a las medidas puestas en marcha.

Fotos

Vídeos