El Gobierno no contempla que los Mossos incumplan la ley

N. V. MADRID.

Al Gobierno no le cabe «la menor duda» de que en pleno conflicto independentista los Mossos d'Esquadra cumplirán con sus atribuiciones y «obedecerán al fiscal general del Estado» el próximo 1 de octubre si reciben la orden de la retirada de las urnas. El portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo, recordó ayer que la policía autonómica sirve a todos los ciudadanos de Cataluña y no sólo a quienes persiguen la ruptura con España. «Una cosa son los políticos secesionistas que vulneran la ley y, otra, las personas que sabemos que nuestras libertades están sólo aseguradas en el Estado de Derecho», argumentó el ministro tras el encuentro ordinario de los viernes en la Moncloa.

Del mismo modo, el Ejecutivo confía en que el resto de funcionarios opte por no desobecer los pronunciamientos del Tribunal Constitucional y rechace participar en la organización del referéndum.

Este jueves, el secretario de Estado para las Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, envió una nueva misiva a los ayuntamientos catalanes advirtiendo sobre la cesión de locales para la consulta. En la carta se llamaba a desoír la solicitud de la Generalitat. La respuesta, reconocen fuentes gubernamentales, ha sido dispar. Mientras algunos consistorios se ponen a disposición del Gobierno, los hay que rechazan toda colaboración o que, por ahora, mantienen posiciones ambiguas. «Espero que rectifiquen y recapaciten -se dirigió Méndez de Vigo a los alcaldes-, porque cometer actos ilegales atenta contra la democracia».

Fotos

Vídeos