La Generalitat pide a la Casa Real retirar las fotos de los niños víctimas del atentado

La Zarzuela mantendrá las imágenes publicadas porque han contado con el permiso expreso de las familias

M. E. ALONSO MADRID

La Generalitat de Cataluña ha pedido a la Casa Real que retire de sus redes sociales y de su página web las fotografías en las que los Reyes aparecen junto a niños y adolescentes heridos en los atentados de Barcelona y Cambrils. Don Felipe y doña Letizia acudieron el sábado a los hospitales barceloneses del Mar y de San Pablo para visitar a las víctimas ingresadas en ambos centros sanitarios y para ser informados sobre su estado clínico y las iniciativas seguidas en su atención médica tras el ataque terrorista en Las Ramblas.

En una carta remitida ayer por la Consejería de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia a la Casa del Rey, el Gobierno catalán se muestra muy crítico con la difusión de las imágenes de la visita porque, en su opinión, no se protegió debidamente «el derecho al honor y a la intimidad de los menores». Tras el recorrido por los hospitales, la Casa Real publicó un tuit con fotografías y un vídeo de los Monarcas saludando a varios de los pequeños afectados por el atropello mortal sin que se les pixelase el rostro.

La Generalitat cree que con esas publicaciones se infringió la ley. Concretamente, el artículo 26 de la Ley 14/2010 del 27 de mayo, de los derechos y oportunidades en la infancia y la adolescencia, así como el artículo 16 de la Convención de las Naciones Unidas sobre los derechos del menor. La legislación a la que se refiere el Ejecutivo de Carles Puigdemont recoge que se debe proteger la imagen del niño en todo caso, pero con mayor motivo después de «cualquier experiencia traumática» como fue el doble atentado que dejó quince muertos y más de un centenar de heridos.

Fuentes del palacio de la Zarzuela aseguran que aún no han recibido la misiva pero que no retirarán las imágenes porque todas cuentan con una triple «autorización expresa» de los heridos, sus familias y los responsables de los centros hospitalarios. Puntualizan que en aquellos casos en los que no se contó con el permiso de alguna de las partes no sólo «no se difundieron» las instantáneas, sino que «ni si quiera se realizaron». Desde la Casa Real insisten, además, de que se respetó la voluntad de quienes no quisieron recibir en sus habitaciones la visita de Felipe VI y la reina Letizia.

La semana pasada, la Consejería presentó una demanda de protección similar ante la Fiscalía de Menores a raíz de la difusión de imágenes de las víctimas menores de edad del doble atentado al igual que hicieron el Consejo del Audiovisual de Cataluña y el Colegio de Periodistas.

Fotos

Vídeos