El fracaso de la 'operación diálogo' de la vicepresidenta

La prioridad del Gobierno de Mariano Rajoy cuando se constituyó en noviembre de 2016 fue afrontar el desafío independentista en Cataluña. El presidente encomendó la tarea a Soraya Sáenz de Santamaría, que emprendió una 'operación diálogo' que se demostraría fallida a los diez meses. «Probablemente haya cometido muchos errores, pero no el error mayúsculo, que es negociar por cuenta del Gobierno con la soberanía del pueblo español», defendió ayer la vicepresidenta, que valora que el esfuerzo le sirviera, al menos, para contactar con la sociedad civil catalana.

Fotos

Vídeos