La Fiscalía reduce tres años la petición de pena para Bárcenas en el 'caso Gürtel'

Mantiene los 125 años para Correa y rebaja sus acusaciones para los imputados que han reconocido los hechos

MELCHOR SÁIZ-PARDO

Madrid. El juicio de la primera época del 'caso Gürtel' (1999-2005) llega a su recta final en la Audiencia Nacional. Y lo hace sin casi sorpresas. La Fiscalía Anticorrupción mantuvo ayer en sus conclusiones finales las líneas maestras de su escrito inicial de acusación y apenas introdujo variaciones mínimas en sus peticiones de cárcel para las 37 personas que se sientan en el banquillo acusados de pertenecer a la trama corrupta que salpica al Partido Popular.

El cambio más llamativo es la reducción de petición de pena para el extesorero del PP Luis Bárcenas, que ha pasado de 42 a 39 años de cárcel. La fiscal Concepción Sabadell explicó en la vista que la rebaja se produce al retirarle un delito fiscal por el IRPF de 2009, de acuerdo con la interpretación que hicieron los peritos durante el juicio, que no vieron irregularidades en las declaraciones de Bárcenas en ese ejercicio. «Como consecuencia de las nuevas liquidaciones la cuota correspondiente al año 2009 queda por debajo de los 120.000 euros» por lo que no es delito, según recoge el nuevo escrito.

Otro de los beneficiados con la reducción por la interpretación de los técnicos del fisco es el exconsejero de Madrid Alberto López Viejo, al que se le retiran tres delitos fiscales, reduciendo su petición de cárcel de 46 a 39 años y seis meses.

No hay cambios para el cabecilla de la trama corrupta, para el que Anticorrupción insiste en reclamar 125 años de prisión. Se mantienen inalteradas las peticiones para sus más estrechos colaboradores en la red 'Gürtel', el exsecretario de Organización del PP gallego Pablo Crespo (85 años y seis meses); el responsable de Orange Market, Álvaro Pérez 'El Bigotes' (5 años y dos meses); y el contable de la trama, José Luis Izquierdo (45 años y dos meses). Ninguno de ellos reconoció irregularidad alguna durante el juicio. Los tres primeros acusados (Correa, Crespo y 'El Bigotes') se encuentran en prisión desde el pasado febrero tras ser condenados el Tribunal Superior de Justicia de Valencia por amañar los contratos de la Generalitat Valenciana para la Feria Internacional de Turismo (Fitur).

Sin rebajas para Ana Mato

Tampoco hay rebajas para el PP ni para la exministra de Sanidad Ana Mato. El Ministerio Público sigue reclamando una multa al partido de 245.492 euros y otra sanción a la exmujer de Jesús Sepúlveda de 28.467 euros, por ser partícipes anbos a título lucrativo de la trama corrupta. El mantenimiento de la pena económica para el partido que preside Mariano Rajoy no ha sido ninguna sorpresa.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ya consideró que la formación política mantenía una actitud «resistente» y «evasiva» cuando su abogado Jesús Santos se negó a no declarar en la vista oral como representante legal del partido, y se remitió a su escrito de defensa, sin someterse a las preguntas de las partes.

Sí contempla el Ministerio Público reducciones para los imputados que durante la vista oral reconocieron los hechos. Se trata de los empresarios Jacobo Gordon y Alfonso García-Pozuelo y el exconcejal de Hacienda de Pozuelo de Alarcón Roberto Fernández. La rebaja a estos imputados, pactada previamente con Anticorrupción, supondrá que en ningún caso pisarán la cárcel.

El escrito elevado a definitivo por la Fiscalía hace un prolijo relato del papel de Bárcenas como epicentro y muñidor de la red corrupta. Según la acusación pública, el extesorero puso en marcha en 2000 un plan para enriquecerse de forma ilegal como intermediador de adjudicaciones públicas de administraciones del PP, además apropiarse de fondos del partido que escondió en Suiza.

Según Anticorrupción, el juicio ha probado que en esa operación irregular participó de forma activa la esposa del extesorero, Rosalía Iglesias, para la que la Fiscalía mantiene una petición de 24 años de cárcel.

Iglesias, quien tampoco reconoció nada durante el jucio, está acusada de cooperar en los delitos de su marido tanto ingresando en Suiza el dinero comisionado en España como simulando la venta de obras de arte. La esposa del extesorero también habría usado esos fondos procedentes de mordidas para hacer pagos en efectivo, no menos de 533.466 euros entre los años 2002 y 2010. Un dinero ocultado al fisco.

Fotos

Vídeos