Felipe VI regresa a Cataluña seis meses después

Los ministros Álvaro Nadal 
e Íñigo Méndez de Vigo 
comparecen ayer tras el 
Consejo de Ministros. 
:: Paco Campos / EFE/
Los ministros Álvaro Nadal e Íñigo Méndez de Vigo comparecen ayer tras el Consejo de Ministros. :: Paco Campos / EFE

El Rey visitará Barcelona el 25 de febrero con motivo de la celebración del Mobile World Congress

A. A.

madrid. Felipe VI viajará el próximo 25 de febrero a Barcelona para presidir la cena previa a la inauguración del Mobile World Congress. El último desplazamiento del Rey a Cataluña tuvo lugar el pasado agosto en la manifestación tras los atentados yihadistas de Barcelona y Cambrils que se cobraron la vida de 16 personas. Entonces, y pese a la conmoción por la tragedia, la presencia del Monarca estuvo marcada por continuas muestras a favor de la independencia. En los seis meses que han transcurrido desde entonces, se han sucedido el 1-O y las cargas policiales, el mensaje televisado del jefe del Estado del 3 de octubre en el que cargó con dureza contra el proceso secesionista, la declaración de independencia o la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

En la cena del 25 de febrero, a la que acude tradicionalmente, el jefe del Estado estará acompañado por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. La Zarzuela no ha confirmado si Felipe VI estará también presente en la jornada inaugural del congreso más importante a nivel mundial de la telefonía móvil. A causa de la tensión secesionista, la organización ha avanzado que podría llegar a plantearse abandonar Barcelona y buscar otra sede para la celebración del evento, que se estima que tiene un impacto de más de 470 millones de euros. Con su presencia, el jefe del Estado mostrará su apoyo a que la cita se siga desarrollando en la capital catalana.

Otra de las futuras visitas del Monarca a Cataluña debería tener lugar el próximo junio con motivo de la entrega de los Premios Príncesa de Girona. No obstante la organización medita mudarse a otro lugar porque el Ayuntamiento de esta ciudad, controlado por el PDeCAT, ha denegado un espacio para la celebración del acto.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos