Las familias de las víctimas expresan su decepción con la actitud del PSOE

Los padres de Diana Quer y Mari Luz Cortés, junto a la presidenta de la Asociación Clara Campoamor, ayer en el Congreso.:: mariscal / efe/
Los padres de Diana Quer y Mari Luz Cortés, junto a la presidenta de la Asociación Clara Campoamor, ayer en el Congreso.:: mariscal / efe

La presidenta de la Asociación Clara Campoamor, militante del PSE, pide perdón a los españoles por el discurso de los socialistas

ANDER AZPIROZ MADRID.

Profundamente decepcionados. Así se mostraron las familias de Diana Quer, Mari Luz Cortés, Sandra Palo, Yeremi Vargas y Marta del Castillo tras seguir el debate y la votación de este jueves desde la tribuna de invitados del Congreso. Los padres de estos niños y adolescentes asesinados se mostraron especialmente críticos con el PSOE, quien con una abstención podría haber permitido que salieran adelante las reformas para endurecer la prisión permanente revisable propuestas por PP o por Ciudadanos. Uno de los más enfadados con los socialistas fue Juan Carlos Quer, cuya iniciativa en change.org contra la derogación de la prisión permanente revisable ayer alcanzó más 2.5 millones de apoyos. El padre de la joven de Pozuelo a la que 'el Chicle' estranguló en agosto de 2016 dijo haber visto nerviosos a muchos diputados del PSOE y les censuró por no presentar ninguna alternativa penal para los crímenes más graves.

Antonio del Castillo, padre de la joven sevillana asesinada por Miguel Carcaño en enero de 2009 y cuyo cadáver aún no ha sido localizado, aplaudió el cambio de posición de Ciudadanos, que en principio se posicionó en contra de la prisión permanente revisable. «Las personas son grandes cuando se reconocen los errores», apuntó en un mensaje que también pareció ir dirigido a una bancada socialista que se mantiene firme a favor de la derogación.

El padre de Mari Luz Cortes, la niña de cinco años muerta a manos del pederasta Santiago del Valle en enero de 2008, censuró el tono del debate y consideró lamentable que durante el mismo se mencionase a Gabriel Cruz.

La voz más crítica con el PSOE, no obstante, fue la de Blanca Estrella Ruiz, presidenta de la Asociación Clara Campoamor, organización que nació en 1985 para defender los derechos de la mujer. Ruiz, militante del PSE, fue tajante: «Como socialista, me da vergüenza lo que he visto». A renglón seguido acusó el portavoz de Justicia del PSOE, Juan Carlos Campo, de hacer daño a las víctimas al dar por sentado, según ella, que están manipuladas por el PP. «Pido perdón a los españoles por el discurso del PSOE», concluyó Ruiz.

Todos ellos se reunieron ayer con Mariano Rajoy, quien les trasladó su dolor por las pérdidas de sus hijos a manos de asesinos y se reafirmó en su apoyo a la prisión permanente revisable, y con la presidenta del Congreso, Ana Pastor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos