El exlíder de la ANC pedirá su libertad si es designado candidato

La defensa aspira a que, al menos, se estipule un procedimiento para que pueda ser investido presidente

R. C.

Madrid. El exlíder de la Asamblea Nacional Catalana Jordi Sànchez pedirá al juez Pablo Llarena su inmediata puesta en libertad si finalmente es propuesto de manera oficial como candidato a la presidencia de la Generalitat. El magistrado ya ha denegado en tres ocasiones la excarcelación al también número dos de Junts per Catalunya; la última, el pasado 6 de febrero.

En ese último auto, Llarena consideró que existía un elevado riesgo de reiteración delictiva porque Sànchez, investigado por rebelión y sedición, había «revalidado su compromiso» en la candidatura de Carles Puigdemont, y éste mantenía como objetivo «restablecer la dinámica política» que le llevó a decidir su ingreso en prisión preventiva el pasado 16 de octubre.

Ante la eventualidad de que el juez del Tribunal Supremo vuelva a denegar la libertad a su cliente, la defensa de Sànchez esgrimirá el precedente del preso de ETA Juan Carlos Yoldi y reclamará que se estipule un procedimiento que haga posible su designación. En 1987, la Audiencia de Pamplona permitió al entonces diputado de Herri Batasuan acudir como aspirante a lehendakari al Parlamento autonómico.

El líder secesionista está también pendiente de la resolución del Tribunal Constitucional al recurso en el que denunció la vulneración de sus derechos políticos en los comicios del 21 de diciembre .

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos