Los exalcaldes del PP de Alicante Díaz Alperi y Castedo serán juzgados por corrupción

E. P.

ALICANTE. El juzgado de Instrucción número 5 de Alicante ha abierto juicio oral a los exalcaldes de Alicante Luis Díaz Alperi y Sonia Castedo (PP), y al empresario de la construcción Enrique Ortiz, entre otros acusados, por presuntas irregularidades en las adjudicaciones vinculadas al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad, una rama del 'caso Brugal' cuya investigación arrancó en 2010.

En este caso, la exalcaldesa Castedo será juzgada por los delitos de información privilegiada por autoridad o funcionario; cohecho y tráfico de influencias, al igual que su predecesor en el cargo, Díaz Alperi, mientras que el constructor se sentará en el banquillo por tráfico de influencias y cohecho ya que se le excluye de la acusación inicial de aprovechamiento de información privilegiada que había sido incluida en el auto de procesamiento, de acuerdo con una resolución anterior de la Audiencia provincial y con el fin de garantizar la tutela judicial efectiva.

En la resolución, el magistrado acuerda formar pieza de responsabilidad civil, y requiere a Ortiz, Castedo, Alperi y tres acusados más a que, como presuntos responsables civiles, presten fianza para asegurar las responsabilidades pecuniarias que se pudieran declarar, y que el juzgado cifra en 1.339.249,20 euros, que es el importe que se señaló en la investigación por la representacióndel Ayuntamiento de Alicante como gastos que para las arcasmunicipales supuso la tramitación del PGOU.

La Fiscalía Anticorrupción en su escrito de calificación provisional solicita penas que suman diez años de prisión para Díaz Alperi y Castedo e inhabilitación para cargo público durante 29 y 24 años respectivamente. or su parte, para el empresario Enrique Ortiz, reclama ocho años de prisión y diez años de inhabilitación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos