Esquerra y PDeCAT avisan de que nadie decapitará al Govern

ERC apuesta por acelerar la construcción de la república y la CUP una declaración de independencia inmediata

R. C.

madrid. La única respuesta posible a la aplicación del artículo 155 pasa para Esquerra por acelerar la construcción de la república catalana. El hecho de que la decisión del Gobierno central estuviese anunciado no ha restado malestar en las filas de la formación independentista. Su secretaria general, Marta Rovirá, denunció un «golpe de estado» que trata de «decapitar a todo un gobierno escogido por los ciudadanos de un país».

Por parte de la antigua Convergència, se denunció la «vergüenza democrática» que supone la aplicación del artículo 155 y por medio de su coordinadora general, Mart Pascal, se advirtió de que «ningún presidente español ni artículo 155 ni nadie podrá sustituir nuestras instituciones democráticas y nuestro derecho a ser libres». Fue un mensaje claro de que su formación no acepta la entrada en vigor las medidas aprobadas por el Consejo de Ministros. «Dicen -añadió Pascal- que no quieren la independencia, pero son ellos quienes hoy se han independizado del pueblo de Cataluña con el peor ataque en siglos».

Las dos principales fuerzas independentistas se volvieron a presentar éste sábado como la parte que ha buscado negociar frente un Gobierno central que en ningún momento ha dado una oportunidad al diálogo. «Hemos tendido reiteradamente la mano y la respuesta ha sido esta decisión», se quejó Pascal.

Desde Esquerra se lanzó la propuesta de un Gobierno de concentración. Esta idea surgió de las bases del partido y ahora parece extenderse entre sus dirigentes. En cualquier caso, no tendría más efecto que incluir a la CUP en un ejecutivo que, en base al 155, tiene las horas contadas. Debería superar, además, la animadversión entre el PDeCAT y la CUP.

El Govern, a Perpiñán

La CUP quería que la independencia se proclamará el 10 de octubre. Si entonces tenía prisa, con las medidas que aprobará el Senado el viernes aún le han entrado más. Los antisistema reclamaron hoy una declaración unilateral inmediata con el fin de «reinstaurar la democracia» tras el «golpe de estado» del Gobierno central.

La CUP también propuso una solución en el caso de que Madrid cumpla con su deseó de destituir a Carles Puigdemont y todos sus consejeros. De darse esta situación los antisistema abogan porque el Govern traslade su sede a la localidad francesa de Perpiñán para continuar desde allí su actividad.

Fotos

Vídeos