Esquerra se compromete a anular todas las decisiones tomadas al amparo del 155

Rovira anuncia que restituirán a Trapero al frente de los Mossos y reabrirán las 'embajadas'

R. C.

barcelona. Esquerra se propone revertir todas las decisiones tomadas por el Gobierno central en Cataluña al abrigo de la aplicación del artículo 155. La número dos del partido, Marta Rovira, señaló en un acto en el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona que una de las primeras acciones de un Ejecutivo republicano sería restituir al frente de los Mossos a Josep Lluís Trapero, el jefe operativo de la policía autonómica que se convirtió en un héroe para muchos catalanes por su gestión de los atentados de agosto y cayó mes y medio después en desgracia por no colaborar con las fuerzas de seguridad del Estado para impedir el referéndum del 1 de octubre.

Trapero, que tras la activación del 155 fue relegado porInterior a tareas administrativas en un despacho, está investigado en la Audiencia Nacional por el delito de sedición, que podría acarrearle diez años de prisión. Ello no sería impedimento para que Esquerra le restituyera como 'major' de los Mossos. «Es una ofensa y un ataque a su profesionalidad y su hoja de servicios tenerlo relegado por motivos políticos a tareas administrativas que no se corresponden a su profesionalidad y valía», justificó Rovira.

El mando de la policía autonómica recibió la oferta de incorporarse a la candidatura de Junts per Catalunya que encabeza Carles Puigdemont, perola rechazó para no tener que colgar el uniforme, aunque ello le signifique desempeñar una función irrelevante.

Reapertura de embajadas

Otra de las promesas de los republicanos es reabrir las 'embajadas' catalanas en el extranjero, cerradas por el Ejecutivo central tras destituir al Govern. El Ministerio de Asuntos Exteriores clausuró 13 ellas y solo ha mantenido abierta la de Bruselas, aunque ha destituido a su anterior responsable.

Para Rovira, la función de las 'embajadas' resulta esencial a la hora de internacionalizar la economía de Cataluña. El Gobierno de Rajoy, sin embargo, considera eran un medio para difundir el separatismo catalán en la esfera internacional, objetivo fracasado al no lograr que ningún país del mundo haya reconocido a la república catalana proclamada el 27 de octubre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos