Los espías de los Mossos avisaron de que la DUI acabaría con el Govern en la cárcel

Conocieron los planes de la Fiscalía a través de un informante en una boda en Marruecos en la que estuvo una persona cercana a Jorge Moragas

MELCHOR SÁIZ-PARDO MADRID.

El Gobierno catalán sabía desde verano de 2015 que una declaración unilateral de independencia acabaría con los miembros del Ejecutivo autonómico en la cárcel. El servicio de espionaje de los Mossos informó al propio Govern de que la Fiscalía había recibido ya entonces órdenes de reclamar el ingreso en prisión del presidente de la Generalitat (entonces Artur Mas) y de todos sus consejeros en el caso de que se hiciera una declaración formal de secesión, como la que finalmente se produjo en octubre.

Así lo revela una nota interna, escrita en catalán, que la Policía Nacional logró rescatar antes de que los Mossos la quemasen el 26 de octubre, junto a otros cientos de documentos, en la incineradora de San Adrià del Besós. Ese documento revela que la policía autonómica supo de los planes de la Fiscalía y del Gobierno a través de un informante que acudió a una boda en Marruecos de «una persona de confianza del Rey Mohamed VI» que se celebró en agosto de 2015. A aquella celebración también asistieron, entre otros, «una persona vinculada al entorno» de Jorge Moragas, entonces jefe de gabinete de Mariano Rajoy y que no es identificada en el documento; Ángel Vilafranca, fiscal delegado antidroga de Tarragona; y Sebastià Mercadé, un empleado de Acciona.

Estas tres personas mantuvieron -explica el documento de los Mossos- una «conversación informal» en el hotel en el que se alojaban y en la que el fiscal le reprochó a la «persona cercana» a Moragas «habernos enviado por escrito unas directrices muy bestias» y «politizadas» para frenar cualquier intentona secesionista.

Un informe de la policía autonómica señala que se dieron «directrices muy bestias» a los fiscales

«Según parece -prosigue el informe de los espías- las directrices irían encaminadas al momento en el que el Gobierno catalán iniciase cualquier paso con el fin de decretar una DUI, los fiscales estarían legitimados para abrir un proceso penal contra los miembros del Gobierno y habrían de pedir el ingreso provisional en prisión».

El informe, que asegura que estas «directrices estarían también en manos de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, apunta a que estas «medidas» irían dirigidas contra el «actual presidente de la Generalitat, contra Oriol Junqueras, contra Antoni Baños, contra Raúl Romeva y contra los consejeros del Gobierno de la Generalitat».

«Ganar las elecciones»

«La persona cercana a Moragas respondió que el PP quiere volver a ganar las elecciones generales sea como sea. Y que la línea de trabajo y el eslogan de cara a los comicios generales de diciembre de 2015 será que el PP es el único partido que puede garantizar la unidad territorial de España y que utilizarían esta medida (la del ingreso en prisión de los secesionistas) para demostrar al resto del Estado español que con tal de conseguir la unidad, están dispuestos a hacer lo que haga falta, incluso a encarcelar a quien quiera romperla», afirma la nota secreta de los Mossos.

El documento insiste en que «si el gobierno catalán iniciara alguna acción dirigida hacia una DUI, mediante la fiscalía (dependiente del Ministerio de Justicia), se llevarían a cabo las medidas antes mencionadas referentes a intentar privar de libertad a las personas reseñadas».

«La persona cercana a Moragas manifestó a Vilafranca que las altas esferas europeas habían manifestado al gobierno español que ya no querían ningún problema más al Sur de Europa, que ya estaba bastante desestabilizada y que no querían ningún otro incendio. Que en 2016 habría una fuerte crisis económica en Europa y que no querían otros fuegos. Estas altas esferas europeas habían instado al gobierno español a hacer lo que fuera necesario con tal de no crear nuevos conflictos», concluye el informe de los Mossos, que revela que la información llegó al cuerpo autonómico gracias a una «persona cercana» a Mercadé.

En su análisis, la Policía Nacional apunta que «presumiblemente» este dossier tenía como destinatario el «propio Govern de la Generalitat».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos