España prevé liderar a la OTAN en Letonia

Rajoy saluda a uno de los militares destinado en Letonia. :: Diego Crespo / efe/
Rajoy saluda a uno de los militares destinado en Letonia. :: Diego Crespo / efe

Rajoy visita a los 300 militares destacados en una base a 200 kilómetros de la frontera rusa

MATEO BALÍN

ADAZI (LETONIA). España tiene previsto comandar la fuerza multinacional de la OTAN en Letonia dentro de la misión terrestre de disuasión a Rusia. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció ayer en la base letona de Adazi, a 20 kilómetros de la capital Riga, que dada la presencia de efectivos del Ejército de Tierra y las capacidades militares aportadas en la actualidad «nuestro país podría liderar el batallón» situado en el flanco Este, a escasos 200 kilómetros de la frontera rusa.

Desde principios de junio España aporta 300 militares y 80 vehículos, entre ellos seis carros de combate Leopardo, 14 blindados de infantería Pizarro o una sección de drones, al batallón multinacional liderado por Canadá y formando por Polonia, Eslovenia, Italia y Albania. Este grupo terrestre es uno de los cuatro que forman parte de la presencia avanzada reforzada de la OTAN en caso de un ataque ruso a un país aliado. Los otros tres están desplegados en bases militares de Estonia, Polonia y Lituania. En total, 4.000 soldados de una quincena de países.

Bajo una lluvia intensa, Rajoy y la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, visitaron en Adazi a los 250 efectivos de la Brigada Extremadura XI, en su mayoría procedentes de la base General Menacho de Botóa (Badajoz), y los 50 restantes que vienen de la Agrupación de Apoyo Logístico 61 de Valladolid y del Tercio Viejo de Sicilia 67 de San Sebastián.

«España va a seguir manteniendo su nivel de compromiso con los países bálticos y en especial en Letonia, donde podríamos liderar en un futuro el batallón multinacional», señaló el presidente del Gobierno. «Nuestros intereses de seguridad están con los países con los que compartimos la defensa y porque queremos una OTAN que mire en todas direcciones», añadió, en referencia a la necesidad de que la Alianza Atlántica también mire hacia la frontera sur, nuestra zona de influencia.

La principal novedad de esta misión militar preventiva, que acaba de comenzar, es la presencia por vez primera en el exterior de los carros de combate Leopardo, fabricados en España y que son el buque insignia del Ejército de Tierra. El jefe del Ejecutivo pudo además hablar con miembros de la tripulación de los Pizarro, unos vehículos de 60 toneladas capaces de disparar a una distancia de hasta 4.000 metros. Cada uno de ellos cuenta con un equipo de cuatro personas -jefe, conductor, tirador y cargador- que pueden tener autonomía para pasar varias horas y hasta días en el interior del vehículo, según explicó al presidente el conductor de uno de ellos, el cabo Morgado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos