Las escuchas delatan a una pareja de amantes detenida por la muerte del marido de ella

JAVIER MARTÍNEZ

valencia. Las escuchas telefónicas pueden resultar otra vez claves para la resolución de un crimen. En este caso, han servido para detener a un hombre y una mujer después del asesinato el 16 de agosto en Valencia del marido de ella. Ambos eran amantes y habrían decidido deshacerse de la víctima.

La mujer detenida, María Jesús M., mentía y manipulaba con suma facilidad a sus amantes, amigas y compañeros de trabajo, según las investigaciones policiales y las escuchas telefónicas autorizadas por el juez que instruye el caso. Tras el acuchillamiento mortal del ingeniero Antonio Navarro Cerdán en su garaje en el barrio valenciano de Patraix, la policía descartó el robo como móvil del crimen y centró la investigación en su viuda y los dos amantes que tenía al mismo tiempo.

Las intervenciones de los teléfonos de los dos sospechosos permitieron a la policía descubrir la doble vida que llevaba María Jesús, conocida como Maje por sus amigos y familiares.

La joven recibía llamadas de amistades y contestaba de forma compungida y desconsolada, para acto seguido mostrar su alegría y felicidad en otra conversación con una amiga tras confesarle que la muerte de Antonio había sido «una liberación» para ella.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos