El escándalo de los títulos de la Rey Juan Carlos salpica a 200 mandos de la Policía

Un sindicato denuncia ante la Fiscalía que buena parte de la cúpula del cuerpo obtuvo en meses un título universitario

MELCHOR SÁIZ-PARDO

madrid. Un grado universitario en solo unos meses y 'on line', pero equivalente a efectos administrativos a una licenciatura universitaria de cuatro o cinco años de clases y exámenes presenciales y tutorías. El escándalo de los títulos de la Universidad Rey Juan Carlos que ha atrapado a Cristina Cifuentes amenaza con salpicar a los principales altos mandos de la Policía Nacional. Un sindicato ha denunciado ante la Fiscalía de Móstoles (la misma que investiga el máster de la presidenta madrileña) al centro docente por haber otorgado sin freno decenas de titulaciones universitarias diseñadas a la carta a altos responsables del cuerpo que necesitaban tener un currículum universitario para poder acceder (o conservar) sus jefaturas en el cuerpo.

La denuncia parte de Alternativa Sindical de Policía (ASP), una de las organizaciones minoritarias del cuerpo, y recoge lo que desde hace años era un secreto a voces en la institución: cerca de 200 comisarios y inspectores de la Policía Nacional, sin titulación (diplomatura o licenciatura universitaria previa) consiguieron entre 2013 y 2015, y en cuestión de meses, el «grado universitario» que les exigía la Administración para poder optar a los puestos de más alta responsabilidad y sueldo en la institución.

Entre esos dos centenares de mandos, admiten fuentes del cuerpo, se encuentra buena parte de la actual cúpula policial. Se trata de comisarios y otros funcionarios de alto nivel con décadas de trayectoria profesional, entre los que hay nombres muy conocidos en el cuerpo, pero que hace cinco años no tenían un título universitario que les permitiera escalar hasta las más altas cotas del escalafón.

Fue entonces, según relata la denuncia de la ASP, cuando la Universidad Rey Juan Carlos puso en marcha un título a medida previo pago para dar una salida a estos mandos policiales. Ofreció un desconocido Grado Universitario de Criminología. Una suerte de curso exprés y mayormente 'on line' «limitado en cuanto a su duración y créditos, con el único objeto de que los integrantes de las escalas superiores de la Policía, inspectores y comisarios, obtuvieran, posiblemente de forma fraudulenta, una titulación suficiente y necesaria para ascender a los más altos cargos de la Administración Policial», recoge la denuncia que investiga el Ministerio Público.

Esos títulos de grado universitario constaban, afirma la denuncia, de 60 créditos, cuando una diplomatura universitaria en cualquier otro centro son 180 y una licenciatura, tras cuatro o cinco años de clases presenciales, ronda los 240 créditos.

Atajo

La denuncia sostiene que en los dos años académicos en los que estuvo vigente este supuesto atajo a un título universitario fueron decenas los comisarios e inspectores que consiguieron en un tiempo récord cumplir con los requisitos que fijó la Ley de Personal del Cuerpo de 2015 que, de un día para otro, exigió un «grado universitario» para mejorar en el escalafón. Ese grado, insisten los denunciantes, «fue creado con el único objetivo de favorecer a dichos mandos policiales», que pudieron pasar del bachiller al título universitario en cuestión de meses.

ASP incide en que la supuesta trampa de buena parte de la cúpula policial actual supuso «un perjuicio a multitud de estudiantes, que se vieron obligados a cursar sus estudios y pagar matrículas durante los cuatro años que son necesarios para obtener dicho título de grado».

El grado de Criminología en la Rey Juan Carlos ya no existe. Las deficiencias de este título ya fueron denunciadas ante la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional, que falló que, efectivamente, esta enseñanza, en modo alguno, podía considerarse equivalente a una diplomatura universitaria y, menos aun, a una licenciatura, ya que tenía una escasa carga lectiva, un contenido mucho más pobre y una estructura totalmente diferente.

A pesar del varapalo judicial, Interior siempre ha dado validez a los títulos que expidió la Universidad a sus mandos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos