Un encarcelado mantiene que la furgoneta era para una mudanza

R. C. BARCELONA.

La defensa de Driss Oukabir, en prisión incondicional desde el pasado martes por su relación con los atentados de Barcelona y Cambrils, presentó ayer un recurso de reforma en el que solicita su excarcelación por entender que el auto del juez instructor de la causa, Fernando Andreu, no concreta la participación de su cliente en los hechos. En su resolución, el juez alegó que Driss -hermano de Moussa, muerto tras el ataque en Cambrils-, alquiló el pasado 16 de agosto la furgoneta Fiat Talento que fue utilizada en el atropellamiento masivo de Barcelona.

El propio Driss reconoció ante el juez haber alquilado el vehículo, aunque dijo que lo hizo porque su hermano se lo pidió «para hacer una mudanza». En su primera versión ante los Mossos después de ser detenido, afirmó que él mismo se dirigía en esos momentos a la comisaría para denunciar que su hermano le había robado la documentación, seguramente con el objetivo de alquilar la furgoneta. Pero después cambio de alegato «por miedo».

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ya ha avanzado que se opondrá al recurso de reforma y mantiene los indicios de la implicación de Driss en lo ocurrido, aunque sea como presunto colaborador.

Fotos

Vídeos