Diana Quer hizo una llamada antes de desaparecer que desconocía su propia familia

Diana López, madre de Diana Quer
Diana López, madre de Diana Quer / SUR

Un minuto después de mandar el último mensaje de WhatsApp, la joven intentó comunicarse con una amiga

SUR

'Espejo Público' mostró, el pasado lunes, la que pudo ser la última llamada de teléfono de Diana Quer segundos antes de desaparecer. Esta llamada podría haber cambiado el rumbo de los acontecimientos de Diana Quer, según explicaron en el programa. Ya hace un año que desapareció la joven, y aún no se ha dado con ella, ni con los autores del mismo. Diana López, madre de Diana Quer, respondía en exclusiva sobre la última llamada que hizo su hija.

«Me estoy acojonando. Un gitano me está llamando». El último mensaje registrado en su WhatsApp es a las 2.42 horas de la madrugada del 22 de agosto de 2016, la noche en que desapareció. Se lo envió a un amigo suyo de Madrid, que le epregunto que qué le había dicho: «Morena, ven aquí». Un minuto después, Diana realizó la llamada. Poco más tarde fue asaltada. Es la hora que los investigadores marcan como momento de conflicto, justo antes de emprender la huída. La última llamada que hizo Diana, no se sabe si de forma intencionada, fue a su amiga Zaira, hija de Arancha de Benito y el exfutbolista Guti. «Tengo entendido que sí se produjo esa llamada. Probablemente en la tesitura que se vio, mi hija intentó hacer una rellamada a su amiga. Sólo le dio tiempo a eso», comentaba Diana López.

Todo el caso de Diana Quer gira en torno a la riada de datos que encierra la copia de la memoria del Iphone 6 de la joven desaparecida el 22 de agosto de 2016 en la localidad gallega de A Pobra do Caramiñal y que fue encontrado por un mariscador el 27 de octubre del pasado año enterrado en el fango de la Ría de Arousa. La recuperación de los datos del terminal de Quer ha sido «completa» gracias al trabajo de los especialistas de la empresa israelí Cellebrite en Múnich, Alemania, que prometieron al Servicio de Criminalística de la Guardia Civil (SECRIM) que en 48 horas accederían a la memoria del Iphone, violando los códigos de seguridad, aprovechando una falla en el sistema de Appel.

Todo el caso gira en torno a la riada de datos que encierra la copia de la memoria de su iPhone 6

El pasado 3 de julio la Guardia Civil envió a Alemania el teléfono y el total de la operación apenas ha costado 2.000 euros. Los técnicos de la Guardia Civil habían secado el móvil durante semanas y logrado recuperar sin daños su tarjeta. Pero los especialistas no se habían atrevido a intentar desencriptar la terminal, porque el aparato solo podía ser desbloqueado por la huella dactilar de Diana o por un PIN que nadie conocía. Errar en esas claves -apuntaron fuentes del caso- habría supuesto que el propio terminal habría borrado toda la información como medida de seguridad.

Con la recuperación de la memoria se abría un «amplísimo abanico» de líneas de investigación que podrían llevar al Juzgado de Instrucción número 1 de Ribeira, que el pasado 19 de abril archivó de forma provisional el caso, a reabrir las pesquisas. Datos, entre otros, como los de la última llamada de Diana a Zaira.

Fotos

Vídeos