Detienen a dos ediles de la CUP investigados por el 1-O

Los dos concejales del partido antisistema reclamados por la Justicia, ayer, a las puertas del Ayuntamiento de Reusx. :: jaume sellart / efe/
Los dos concejales del partido antisistema reclamados por la Justicia, ayer, a las puertas del Ayuntamiento de Reusx. :: jaume sellart / efe

R. C.

reus. Hicieron caso omiso a las dos citaciones previas y esta mañana sí comparecerán ante la juez de Reus que los investiga por un delito de odio contra la Policía en los días posteriores al 1-O. Lo harán, eso sí, tras pasar la noche privados de libertad, dado que los concejales de la CUP de esta localidad tarraconense Marta Llorens y Oriol Ciurana fueron detenidos por los Mossos d'Esquadra pasado el mediodía. Y ya se sabe que una y otro se acogerán a su derecho a no declarar, alegando no reconocer el marco de la Justicia española que los investiga.

Horas antes, al recibir la orden judicial de detención, los concejales acudieron al Ayuntamiento de Reus a esperar que se hiciera efectiva. «Somos muchas y la solidaridad es la mejor herramienta. Seguiremos construyendo la República y defendiendo los derechos básicos de expresión y manifestación. Reiteramos que no hemos cometido ningún delito», publicó la CUP en su cuenta de Twitter. «Lo volvería a hacer», dijo Marta Llorens poco antes de su detención. «La represión sigue e irá en aumento y será de larga duración», añadió la edil.

Mientras, Ciurana dijo que cada día, desde el 1-O, han acudido a trabajar: «Ya saben dónde vivimos y dónde trabajamos, lo saben todo porque esta maquinaria del Estado español está organizando todo lo necesario para reprimirnos y que la democracia sea una palabra represiva».

Las reacciones tras la detención no se hicieron esperar. Mientras que decenas de personas se concentraron ante la comisaría de los Mossos en señal de protesta, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, enmarcó en el «normal funcionamiento de la justicia» que los dos concejales de la CUP fueran detenidos tras negarse a comparecer ante los tribunales. «Ojalá no tuviéramos que conocer estos casos de personas que son renuentes a colaborar con la justicia», y entonces «la justicia se ve obligada a llevarles de esa manera forzada que parece que es algo llamativo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos