Uno de los detenidos y la hermana de un terrorista muestran su «dolor» en Ripoll

Haifa Oukabir, Salh el Karib y su mujer ayer en Ripoll. :: efe
Haifa Oukabir, Salh el Karib y su mujer ayer en Ripoll. :: efe

R. C.

ripoll. Salh el Karib, en libertad provisional por los atentados de Barcelona y Cambrils, estuvo ayer presente en la concentración celebrada en Ripoll (Gérona) contra el terrorismo. El dueño de un locutorio de la localidad, que pasó cinco días detenido e incomunicado tras los ataques del jueves 17 de agosto, acompañó en el acto de repulsa a sus vecinos, entre ellos a la hermana de los hermanos Oukabir, Moussa y Driss, muerto y encarcelado, respectivamente.

Haifa Oukabir leyó un comunicado en el que manifestó su «dolor compartido» ante 2.000 personas presentes en la plaza Abad Oliba de la localidad. «Los musulmanes que vivimos en Ripoll y en Cataluña no podemos agradecer más las muestras de apoyo. El dolor es compartido, todos hemos llorado, la incomprensión por lo que ha pasado es la misma», expresó la comunidad musulmana a través de Haifa.

Durante la escasa hora que duró el acto se pudo escuchar en distintas ocasiones el lema «no tengo miedo», coreado por los asistentes y acompañado de aplausos. Además, distintos participantes expresaron sus sentimientos a través de pancartas entre las que se pudo leer frases de condena como 'Solo el amor salvará el mundo', 'Juntos contra el terrorismo', 'El islam es paz' o 'Sus guerras, nuestros muertos'.

También el alcalde de la localidad, Jordi Munell, tuvo palabras de apoyo a la comunidad musulmana de Ripoll y expresó el compromiso del municipio contra el extremismo y contra el radicalismo islamista.

El conseller de Empresa y Desarrollo de la Generalitat, Santi Vila, y la consellera de Trabajo, Asuntos Sociales y Famílias, Dolors Bassa, también asistieron al acto en recuerdo de las víctimas. Vila ensalzó la convivencia en Cataluña: «Somos una sociedad cuyo tejido asociativo funciona muy bien» y ahora «debemos procurar que hechos como estos no se vuelvan a repetir», según señala Efe.

Por su parte, Bassa realzó el pluralismo religioso en la comunidad, al indicar que «conviven 130 comunidades y siempre hemos vivido en paz», por lo que señaló que «debemos seguir adelante y debemos hacerlo junto a las víctimas y a los ciudadanos de Ripoll».

Más

Fotos

Vídeos