Detenida una auxiliar en Madrid por matar a una paciente inyectándole aire en las venas

Imagen de archivo del hospital madrileño donde se ha producido el suceso.

La anciana, de 86 años, fue asesinada con una burbuja de aire en el corazón | La Policía investiga si pudo matar a otra enferma, que murió poco antes en extrañas circunstancias

MELCHOR SÁIZ-PARDOMADRID

La Policía detuvo el sábado a una auxiliar de enfermería del hospital Príncipe de Asturias, de la localidad madrileña de Alcalá de Henares, acusada de haber asesinado a una paciente de 86 años, a la que habría inyectado una letal inyección de aire en las venas, que le habría provocado la muerte. La sospechosa, Beatriz L.D, de 37 años, ya se encuentra en prisión preventiva y sin fianza en la cárcel de Alcalá-Meco mientras la policía, que mantiene un absoluto mutismo sobre el caso para no provocar el miedo entre los pacientes de este centro, investiga si la arrestada pudo haber matado por el mismo método en los últimos meses a otra paciente.

Según han explicado fuentes del caso, fueron los propios médicos de la Unidad de Medicina Interna los que iniciaron la investigación después de que el pasado jueves por la noche una paciente de 86 años muriera de forma sorpresiva justo cuando iba a ser dada de alta tras haber mejorado de una dolencia leve en los últimos días. Tras su fallecimiento, los facultativos comenzaron a revisar todos los protocolos para comprobar la medicación y si la mujer podía haber sufrido algún tipo de reacción al tratamiento. Tras no hallar nada anómalo, ya que era prácticamente imposible que la anciana hubiera sufrido una shock anafiláctico con esos medicamentos, los médicos decidieron realizar un TAC al cadáver. Fue entonces cuando descubrieron que en el corazón de la víctima había aire, por lo que los médicos alertaron de inmediato a la policía y al juez.

Durante el viernes y el sábado –y en secreto- los agentes han investigado e interrogado a todo el personal que se encontraba de guardia esos días en la zona de Medicina Interna. Al final las sospechas apuntaron a la auxiliar de enfermería, que fue detenida, puesta a disposición judicial.

La magistrada titular del Juzgado de Instrucción nº 2 del partido judicial de Alcalá de Henares (Madrid), en funciones de guardia, acordó el pasado lunes el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza de la auxiliar de enfermería. Sobre la detenida pesa la imputación inicial de la supuesta comisión de un delito de asesinato, sin perjuicio de que está calificación penal provisional pueda verse modificada según se vayan practicando las pertinentes diligencias de investigación en el marco de la instrucción judicial, ha explicado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Tras su comparecencia en sede judicial, la mujer fue conducida al módulo de mujeres del recinto penitenciario de Alcalá-Meco.

El Juzgado de Instrucción nº 2 de Alcalá de Henares se ha inhibido sobre el Juzgado de Instrucción nº 4, que es el que conoce de este asunto. La actuaciones judiciales están declaradas secretas, pero según fuentes del caso, los agentes investigan si la arrestada pudo haber cometido con anterioridad al menos otro asesinato. Se trata de otra anciana que murió hace meses de forma inopinada en ese mismo área de Medicina Interna cuando también estaba en proceso de franca mejora. Aquel caso también fue denunciado por los médicos, que ahora revisan todos sus historiales. La auxiliar llevaba diez años trabajando, por lo que no será rápido controlar todos los expedientes, explicaron fuentes del caso.

Los investigadores, por el momento, no revelan cuál pudo ser la motivación de la auxiliar, que había estado de baja recientemente, para asesinar a su paciente. Eso sí, descartan que forme parte de una trama en el Hospital. Todo los indicios, aseguran, es que actuó sola y a espaldas de sus compañeros.

Temas

Sucesos

Fotos

Vídeos