El descuartizador no se trató su enfermedad

EFE.

La novia del presunto descuartizador de Majadahonda (Madrid) declaró ayer que el acusado «se negaba a medicarse» de la esquizofrenia paranoide que sufre «porque él estaba convencido de que estaba fenomenal», aunque en realidad estaba «entre dos mundos». La Audiencia Provincial de Madrid continuó ayer con el juicio contra Bruno H. V., para quien la Fiscalía solicita 30 años de internamiento en un centro psiquiátrico por haber presuntamente matado a su tía en 2010 y a su inquilina en 2015.

Fotos

Vídeos