Un delito penado de 8 a 15 años de prisión

El delito de sedición (artículo 544 del Código Penal), penado con entre ocho y 15 años de prisión si eres autoridad, castiga a quien «se alcen pública y tumultuariamente para impedir, por la fuerza o fuera de las vías legales, la aplicación de las Leyes o de cualquier autoridad, corporación oficial o funcionario público, el legítimo ejercicio de sus funciones o el cumplimiento de sus acuerdos, o de las resoluciones administrativas o judiciales».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos