La CUP participará en la manifestación, pero evitará aparecer junto al Rey y Rajoy

Mireia Boya y Anna Gabriel, de la CUP. / Archivo

Los anticapitalistas instan a Junts pel Sí a aprobar la ley del referéndum y el decreto de convocatoria de la consulta antes del 11-S

CRISTIAN REINOBarcelona

La CUP ha rectificado su posición inicial y el sábado estará presente en la manifestación que el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat han convocado como repulsa contra los atentados terroristas del jueves pasado en Barcelona y en Cambrils, bajo el lema 'No tinc por'. La diputada anticapitalista, Mireia Boya, ha anunciado esta mañana que el sábado "estarán con la gente". Eso sí, los antisistema aún no han decidido bajo qué formato estarán presentes, pues están pendientes de la reunión que celebrarán mañana la Generalitat y el Ayuntamiento para acabar de fijar el diseño de la protesta.

La CUP sí que ha confirmado que en ningún caso compartiría la cabecera con el Rey y presidente del Gobierno, a quienes considera "responsables indirectos" de los atentados por mantener relaciones comerciales con los países que financian el Estado Islámico. "La CUP será el sábado junto a la gente. Estaremos en los actos organizados en Barcelona y en Ripoll. Siempre hemos estado junto a la gente. Pero cómo participaremos lo veremos en función de cómo acaben los debates entre las instituciones y las entidades", ha señalado Boya.

En principio, la Generalitat y el Ayuntamiento tienen previsto diseñar una marcha, que estará encabezada por las entidades civiles y los cuerpos (servicios de emergencias, Policías, etc) que ayudaron a las víctimas el jueves pasado tras los atentados. "Como CUP no podemos avalar el marco de la manifestación con una cabecera institucional y que tenga la presencia de Rajoy y el Rey Borbón", ha dicho la diputada de la CUP. A su juicio, debería "evitarse el besa manos del viernes pasado", encabezado por el Rey y el presidente del Gobierno.

En relación al 1-O, Boya ha expresado la voluntad de los anticapitalistas de dar por "muerto" el proceso, para entrar ya de lleno en la fase unilateral, de desobediencia e insumisión. Por ello, ha instado a Junts pel Sí a que acelere los trámites, de tal manera que para el 11-S esté aprobada la ley del referéndum, firmado el decreto de convocatoria de la consulta e iniciada la tramitación de la ley de transitoriedad jurídica.

Fotos

Vídeos