Crece la tensión entre las ejecutivas nacional y catalana de Podemos

El secretario general regional denuncia injerencias y afirma que «lo que pasa en Cataluña se decide en Cataluña»

ANDER AZPIROZ

madrid. La tensión va en aumento entre las direcciones nacional y catalana de Podemos, hasta el punto en el que el enfrentamiento, larvado durante meses, se airea ya sin tapujos en público. El pasado sábado, la ejecutiva regional sacó un comunicado en el que denunciaba injerencias de Madrid en su gestión. Ayer, el secretario general del partido en Cataluña, Albano Dante Fachín, insistió en que «lo que sucede en Cataluña se decide en Cataluña». «Nadie entendería que un partido político de ámbito estatal decida por un territorio y éste no pueda tomar sus propias decisiones», añadió el líder autonómico.

Las relaciones de Dante Fachín con Pablo Iglesias y el Consejo de Coordinación estatal nunca han resultado sencillas, pero han llegado a un punto crítico en las últimas semanas. El primer choque de trenes se produjo a cuenta de los recelos de la ejecutiva catalana a integrarse en el nuevo partido de Ada Colau. Y la situación fue aún a peor después de que en Cataluña se decidiese apoyar la participación en el referéndum previsto para el 1 de octubre, cuando Iglesias ha manifestado que si él fuera catalán no iría a votar. Finalmente, Dante Fachín reculó y ha convocado una consulta a la militancia para fijar la posición de la formación, pero puede no ser suficiente.

El malestar de Madrid con la dirección de Podemos quedó de manifiesto en la visita que hizo este fin de semana Juan Carlos Monedero a Barcelona. El cofundador de Podemos no ostenta ningún cargo en el partido, pero su voz es una de las más autorizadas a nivel interno. Monedero criticó que la formación morada no forme parte de la coalición formada por de Barcelona en Comú, Iniciativa, EU y Equo y reclamó a Dante Fachín que escuche a las bases. El secretario general regional contestó ayer a las palabras de Monedero y aseguró que no se puede defender el derecho del pueblo catalán a elegir su futuro a la vez que una sola persona decide en Madrid qué debe de hacer el partido en Cataluña.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos