Control «rutinario» de un avión belga

La Guardia Civil desplegó el domingo un «control rutinario» en el aeródromo de Ocaña (Toledo) para identificar a los pasajeros de un avión privado procedente de Bélgica. Viajaban siete personas aficionadas a la caza, dos pilotos de nacionalidad rusa y francesa, y cinco varones belgas y dos mujeres de nacionalidad belga y española. Interior explicó que no fue una alerta especial y que el despliegue, a 48 horas de la posible investidura de Puigdemont, se enmarcó en las funciones de las fuerzas de seguridad sobre control de pasajeros aéreos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos