Pedro Sánchez, presidente

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, aplaudido tras ganar la moción./Efe
El líder del PSOE, Pedro Sánchez, aplaudido tras ganar la moción. / Efe

El líder de los socialistas ha conseguido 180 votos a favor de la moción de censura contra Rajoy, frente a los 169 en contra y 1 abstención | Ana Pastor le ha comunicado al Rey el resultado de la moción

NURIA VEGA , IKER CORTÉS y EDUARDO PANEQUEMadrid

Pedro Sánchez ha sido elegido nuevo presidente del Gobierno tras ganar la moción de censura contra Rajoy con 180 votos a favor 169 en contra y 1 abstención. El líder de los socialistas se ha convertido hoy en el séptimo presidente del Gobierno de la democracia y en el primero en acceder al puesto gracias a una moción de censura. Felipe VI y Sánchez han conversado por teléfono poco después, a la espera de que se concrete cuándo acudirá el líder socialista al Palacio de la Zarzuela para jurar o prometer su cargo. Posteriormente el rey Felipe VI ha recibido a las 15:30 horas en el Palacio de la Zarzuela a la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, que le ha comunicado el resultado de la moción de censura recién adoptada por la Cámara.

Una tarde de viernes frenética dado que uno de los puntos centrales de la moción de censura, el mantenimiento de los Presupuestos Generales del Estado en los términos que habían acordado el Gobierno de Mariano Rajoy, Ciudadanos y PNV, ha vuelto al primer plano. Solo han sido necesarios unos minutos tras conocerse el resultado favorable de la votación para que se anunciasen vetos a los mismos. En concreto, PDeCAT, EH Bildu, ERC y Compromís tienen previsto registrar este viernes en el Senado sendos vetos al proyecto de PGE para 2018 porque consideran que no responden a la desigualdad y que incluso la «cronifican». Sus votos no son suficientes para que salgan adelante.

Apenas con media hora de antelación ha llegado Mariano Rajoy al Congreso de los Diputados para votar la moción. El presidente del Gobierno ha estado ausente durante la primera hora y media en la segunda sesión del debate sobre la moción de censura. Ha felicitado a Sánchez y, en una breve intervención, ha dicho que «ha sido un honor haber sido presidente del Gobierno de España y dejar España mejor de lo que la encontré». «Ojalá mi sustituto pueda decir lo mismo en su día, se lo deseo por el bien de España. Creo que he cumplido con el mandato de la política, servir a la vida de las personas. Si alguien se ha sentido perjudicado en esta Cámara o fuera de ella, le pido disculpas. Gracias a todos, y en especial a mi grupo parlamentario. Gracias a los españoles por haberme brindado su comprensión y su apoyo. Y suerte a todos por el bien de España», ha concluido.

Ha sido Margarita Robles, portavoz del PSOE en la Cámara Baja, quien ha tomado la palabra en primer lugar. Precisamente Robles ha criticado la ausencia del jefe del Ejecutivo al que le ha criticado su «falta de respeto institucional». Consciente de las dificultades con las que se va a topar este Gobierno, la portavoz socialista ha asegurado que lo van a asumir «con responsabilidad» y que la intención es llevar a cabo una «legislatura de igualdad», muy parecida a la que en su día llevó a cabo Rodríguez Zapatero. Un modelo, ha continuado, «de cambio y de progreso». Pero no se ha olvidado Robles de la razón que ha llevado a los socialistas a presentar la moción. «Cuando se dictó la sentencia del 24 de mayo estuvimos esperando a que el Gobierno dijera algo», ha dejado caer. Y ha ido más allá: «Los hechos probados de la sentencia dicen que el presidente del Gobierno faltó a la verdad, que no tiene credibilidad. España no se merece un presidente del Gobierno ausente del Parlamento y que falta a la verdad». Sánchez, en una réplica corta, ha agradecido las palabras y ha señalado, con solemnidad, que hoy se firma «una página nueva de la historia del país».

Pero la segunda jornada del debate ha estado marcada por el enfrentamiento entre Rafael Hernando, portavoz del PP en la Cámara Baja, y los partidarios de la moción. «Señorías, durante los cuarenta años de nuestra democracia, el Congreso ha asistido a cuatro mociones de censura, que es una figura excepcional, y las dos últimas están protagonizadas por una izquierda que sigue sin aceptar su derrota en las urnas», ha empezado Hernando. El portavoz del PP ha abundado en la premura de la moción y en la «irresponsabilidad» del que la presenta. «El señor Sánchez quiere ser presidente del Gobierno a cualquier precio, cueste lo que cueste», ha afirmado. Y, como en tantas ocasiones, ha afeado los compañeros de viaje con los que el líder de los socialistas va a llegar a la Moncloa: «Si quiere gobernar, lo tendrá que hacer con los populistas de Podemos y con los que usted ha llamado 'golpistas' del PDeCat y ERC, pero lo que sin duda es una grave afrenta es que esté dispuesto a recibir los votos de Bilbu. Hay que tener un cuajo muy grande. Con los viejos amigos de la ETA. Eso no lo habría hecho ni Rodríguez Zapatero. Van a entrar en la Moncloa por la puerta de atrás». También se ha dirigido a los nacionalistas vascos, cuyos cinco votos han sido claves para dar luz verde a la moción: «Pensamos que se podía confiar en vosotros. Nos equivocamos».

Arriba, Rajoy y Sánchez se estrechan la mano. Debajo, Sánchez felicitado por los suyos y ya fotografiado en solitario como presidente del Gobierno. / Agencias

Pero Hernando ha sido especialmente duro con Albert Rivera, líder de Ciudadanos, pese a que la formación naranja ya ha dejado claro que no va a apoyar la moción. «Usted -le ha dicho con rotundidad- ha contribuido a desestabilizar este Gobierno. Su deslealtad es la que va a hacer presidente a Sánchez». La buena posición en la que las encuestas sitúan a Cs en las últimas semanas han forzado, sin duda, estas duras palabras que deberían verse más en clave electoral.

También ha tenido palabras para defender la gestión de Rajoy, que continúa ausente del hemiciclo. «Señorías el PP ha sido, es y siempre será decisivo para la historia de España; hemos contribuido a mejorar la vida de millones de españoles y, cuando gobierna el PP, a España y a los españoles les va bien, le pese a quien le pese», ha asegurado poco después de afirmar: «Hoy, desde esta tribuna quiero decir que estoy orgulloso de ser del PP, muy orgulloso». Unas palabras que han arrancado una ovación de los populares.

Algo más sosegada ha sido la respuesta de Pedro Sánchez que, en primer lugar, le ha pedido que se cuestione por qué ni siquiera sus socios de Gobierno le quieren acompañar. El candidato a la Presidencia ha justificado que la moción sale adelante respaldad por grupos parlamentarios que representan a doce millones de ciudadanos. Y sí ha reprochado a Hernando la alusión al terrorismo. «No le voy a permitir que utilice el argumento de ETA con una organización que ha sufrido el zarpazo del terrorismo», ha dicho, recordando al concejal socialista Isaías Carrasco. Y a las menciones de Hernando del «Gobierno Frankenstein», Sánchez ha reconocido que va a ser difícil pero que de eso se trata «de trabajar el consenso». Se ha permitido también dar un consejo al asegurar que lo primero que tiene que hacer el PP para seguir adelante es «renovar» su liderazgo y «regenerarse», insistiendo en que es un partido «enormemente importante» para el sistema político español.

Sánchez ha insistido además en que su Ejecutivo intentará que haya Presupuestos Generales del Estado en 2019 y ha reiterado que tendrá como prioridad cumplir los compromisos europeos de estabilidad presupuestaria. El candidato socialista a la Moncloa le ha instado a que no diga que esta moción hace subir la prima de riesgo española. Le ha urgido a que lea los medios de comunicación internacionales para que «vea lo que pasa en Italia» y ha criticado que el PP con sus declaraciones dañe los intereses económicos de este país.

En su segundo turno de palabra, Hernando ha pedido a Sánchez que explique su programa. «Lo único que van a hacer es aplicar unos Presupuestos que no apoyó», ha dicho. Y también ha hecho hincapié en todos los casos de corrupción en torno al PSOE. «Han montado un akelarre para llegar al Gobierno. Todo vale para alcanzar el Gobierno. No se respetan el resultado de las urnas», ha afirmado.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos