El Congreso investigará el accidente del Alvia en Santiago tras girar el PSOE

P. DE LAS HERAS

Madrid. El giro del PSOE, anunciado ya el pasado mes de julio tras la victoria de Pedro Sánchez en las primarias, permitió ayer al Congreso aprobar la creación de una comisión de investigación para depurar responsabilidades políticas por el accidente ferroviario que tuvo lugar en Angrois (Santiago) el 24 de julio de 2013. El apoyo a esta comisión, propuesta inicialmente por Podemos, contraría a una parte del partido, pero en todo caso todos el grupo parlamentario acató la disciplina de voto. La iniciativa salió adelante con 208 votos a favor frente y 135 votos en contra (los del PP y Foro Asturias).

El accidente del Alvia, en el que fallecieron 80 personas y resultaron heridas más de 150, se produjo en un tramo de la línea de Alta Velocidad inaugurada en 2011 por el exministro de Fomento socialista, José Blanco, y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Nuñez Feijóo. La plataforma de víctimas ha acusado en alguna ocasión al hoy eurodiputado de anteponer sus «prisas electorales» a las medidas de seguridad. Él siempre ha asegurado estar dispuesto a declarar ante la Cámara.

La socialista Pilar Cancela, presidenta de la gestora del PSdeG, admitó que no hace tanto que su partido pensaba que, habiendo una investigación judicial en marcha, la intervención del Congreso sólo añadiría «ruido». Por eso cuando En Marea-Podemos-En Comú Podem y parte del Grupo Mixto pidieron crear una comisión de investigación, votaron en contra.

Ahora, en cambio, entiende que hay hechos relevantes que convierten la comisión en necesaria, por ejemplo, el que la Agencia Ferroviaria Europea cuestionara la actuación de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios por no seguir los criterios de independencia que establece la Directiva de Seguridad Ferroviaria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos