La comunidad musulmana sale a la calle: «No al terrorismo y sí a la paz»

Un grupo de musulmanes se concnetró ayer en Barcelona en repulsa por los atentados. :: s. pérez / reuters/
Un grupo de musulmanes se concnetró ayer en Barcelona en repulsa por los atentados. :: s. pérez / reuters

CRISTIAN REINO BARCELONA.

Varios miles de personas acudieron ayer a la manifestación convocada por la comunidad musulmana de Cataluña, con el objetivo de mostrar su enérgico rechazo a los atentados de Barcelona y Cambrils. El acto contó con la adhesión de 148 entidades, tanto musulmanas como no musulmanas, bajo el lema 'La comunidad musulmana contra el terrorismo'. La protesta arrancó en la plaza Cataluña y marchó Ramblas abajo hasta el mosaico de Miró, el mismo recorrido que hizo el terrorista yihadista el jueves pasado, hasta la zona cero del atentado, donde se realizó una ofrenda floral, como las que los ciudadanos llevan haciendo desde el jueves de manera anónima y espontánea.

Durante la concentración, se leyó un manifiesto en el que las asociaciones musulmanas de Cataluña admitieron que existe un problema con los jóvenes que se radicalizan, hicieron autocrítica y pidieron ayuda a las administraciones para conseguir que este colectivo logre una plena adaptación y «sienta Cataluña como su tierra». «La comunidad musulmana de Cataluña expresa su rechazo y condena de los terribles atentados de Barcelona y Cambrils», según el comunicado. «Que un joven que ha nacido en Cataluña se rebele contra lo más preciado que tiene, que es su ciudad, significa que tenemos un verdadero problema que no debemos esconder», señalaron.

Por ello, emplazaron a las instituciones, Gobierno, Generalitat y municipios a «hablar claramente y seriamente» de cómo afrontar el futuro, para integrar a los jóvenes radicalizados. «Tenemos que hacer autocrítica todos, instituciones y comunidad musulmana, y cambiar muchas cosas que creemos que no se adaptan a los tiempos que corren», remataron.

Las entidades adheridas al manifiesto anunciaron que estarán presentes en la manifestación del próximo sábado en Barcelona, convocada por el Ayuntamiento y la Generalitat y que se desarrollará bajo el ya célebre lema 'No tinc por' (no tengo miedo). Este fue uno de los gritos que más se pudo escuchar durante la marcha de las entidades musulmanas. También «nunca más», «no tenemos culpa», «no en mi nombre», «no somos terroristas, somos musulmanes» y «somos musulmanes, no criminales».

La comunidad musulmana no quiere que se le estigmatice a partir de los atentados, aunque reconoce que es necesario hacer más controles a los imanes, para evitar procesos de radicalización, como el que ha podido producirse en Ripoll (Barcelona). De ahí que en la protesta de ayer los líderes de las asociaciones dejaron mensajes muy contundentes, para que no se les puede acusar de ambigüedad, como ha ocurrido en ocasiones anteriores. «Hace días que nos expresamos de manera clara contra la barbarie y la sinrazón, pero hoy queremos decir en voz alta no al terrorismo, no a la violencia y sí a la paz», según el manifiesto. Qamar Fazal, líder de unas de las comunidades convocantes, quiso remarcar que el islam no permite el uso de la violencia y que quienes practican el terrorismo no tienen nada que ver con ellos. «Son líderes sin escrúpulos, que aprovechan la religión para sus fines personales. Hay que denunciarles y apartarlos del islam», expresó. Ante los brotes de islamofobia, Fazal reclamó serenidad. «España es un crisol de culturas», dijo. Mohamad Iqbal, líder de otra de las entidades musulmanas, señaló que el Corán dice que quien ataca a una persona, ataca a la humanidad y quien salva a una persona, salva a la humanidad.

Otro de los asistentes a la manifestación, barcelonés de origen magrebí, mostró su solidaridad, dolor y rabia por lo acontecido. «Lo siento mucho por todas las familias, ser musulmán no significa ser terrorista. Un verdadero musulmán no mataría, todos somos víctimas», insistió. 'Quiero crecer sin ser juzgada: no al terror', rezaba la pancarta que portaba una niña. 'Unidos contra el terrorismo', añadía la de su madre.

Además de la comunidad musulmana, acudieron a la manifestación la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell; los consejeros Raül Romeva y Meritxell Serret; miembros del Ayuntamiento; y dirigentes del PDeCAT, ERC, Cs, PSC, Catalunya Sí que es Pot y la CUP.

Más

Fotos

Vídeos