La Comisión Europea desoye la petición de mediación

Ada Colau interviene durante la pasada Diada. :: Alejandro García / efe

Ada Colau y la Generalitat reclaman los buenos oficios de Bruselas ante «la represión» del Gobierno de Rajoy

R. GORRIARÁN

BARCELONA. La Comisión Europea desatendió una vez más las demandas para que medie entre Mariano Rajoy y Carles Puigdemont. Las últimas peticiones fueron planteadas por el consejero catalán de Relaciones Exteriores y la alcaldesa de Barcelona. Uno de los vicepresidentes de la Comisión reiteró que el club comunitario «respeta plenamente la integridad territorial del Reino de España», así como su orden constitucional.

El estonio Andrus Ansip ratificó la doctrina de Bruselas sobre las aspiraciones independentistas catalanas y se negó a comentar lo que haría la Comisión Europea ante una hipotética victoria del sí a la secesión en caso de celebrarse la consulta del domingo. Es una «una cuestión muy especulativa», zanjó. El vicepresidente comunitario ignoró así las peticiones de mediación planteadas hoy mismo por Raül Romeva y Ada Colau. El consejero catalán emplazó a las autoridades comunitarias a que consideren la situación que vive en Cataluña como «asunto de derechos fundamentales, de violación de los principios democráticos» por «la represión brutal» del Gobierno de Rajoy.

La alcaldesa de Barcelona utilizó la vía municipal con una carta a 27 regidores de capitales europeas en la que pide su respaldo para que la Comisión Europea intermedie a fin de encontrar una «salida negociada» al conflicto. Colau, que ha anunciado que irá a votar el domingo aunque no sabe si votará en blanco o anulará su papeleta, también se quejó de «la respuesta represiva» del Ejecutivo de Rajoy ante las demandas soberanistas.

Fotos

Vídeos