Ciudadanos llama al PSOE a facilitar los presupuestos vista la posición del PNV

Rivera argumenta que lo contrario sería situarse «al lado de los que quieren bloquear la estabilidad política y económica de España»

P. DE LAS HERAS

Madrid. Si el domingo fue Podemos, este lunes fue de nuevo Ciudadanos quien se sirvió del contexto político generado por la crisis catalana para poner en la picota al PSOE. Albert Rivera alegó que, vista la posición del PNV, los socialistas deberían facilitar la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2018. «Nadie entendería que se situaran al lado de los que quieren bloquear la estabilidad política y económica en España», dijo.

El principal partido de la oposición ya votó el pasado julio en contra del techo de gasto de las cuentas públicas y si algo tiene claro Pedro Sánchez es que hará lo posible para marcar a fuego las fronteras con el PP en asuntos relativos a la política económica y social. Cree que es la única manera de recuperar al electorado perdido. Así que el llamamiento de Rivera caerá en saco roto.

Los socialistas, y también los populares en privado, acusan a Ciudadanos que intentar sacar réditos de una situación muy sensible para el Estado. De hecho, fuentes del PP admiten su malestar por la iniciativa que el pasado miércoles presentó la formación liberal en la Cámara baja para explicitar el apoyo al Gobierno en Cataluña con un texto incómodo para los socialistas. Creen que sólo sirvió para que, en vísperas del 1 de octubre, se visualizaran grietas entre partidos que, dicen, están de acuerdo en lo fundamental, la defensa de la legalidad frente al envite secesionista.

El Gobierno, por otro lado, no da por enterrada la posibilidad de acuerdo con los nacionalistas vascos, en los que ya se apoyó -junto a Ciudadanos, Coalición Canaria y Nueva Canarias- para sacar adelante los presupuestos de 2017. Admite que, en estos momentos, el diálogo es más complicado pero cree que hay margen en los meses que quedan por delante, desde la entrada del proyecto de ley en el Cámara baja hasta su debate definitivo a finales de diciembre.

Es cierto, en todo caso, que la «situación política», en palabras del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha llevado al Ejecutivo a retrasar al menos una semana la aprobación de las cuentas públicas por parte del Consejo de Ministros para tratar de ganar tiempo en las negociaciones. Este lunes en Moncloa ni siquiera se atrevían a dar la fecha de la entrada de los presupuestos en las Cortes. Y en ese hecho se apoyó Rivera para llamar ya a la puerta del PSOE.

Fotos

Vídeos