Cifuentes intenta seguir el ritmo del presidente

Desde el viernes dos cintas de correr están instaladas en la convención nacional del PP. La idea es retar a los asistentes a «seguir el ritmo de Rajoy» a 7 kilómetros por hora. Cristina Cifuentes no dudó ayer en desprenderse de los tacones y probar la velocidad después de su almuerzo con el jefe del Ejecutivo y los barones populares. La imagen circuló por los pasillos del cónclave. Pese a que la presidenta madrileña confesó que los últimos han sido días «duros», su actitud fue la de quien no se plantea titubear. En su intervención en el plenario incluso mantuvo el mismo discurso que ha reivindicado desde antes de su llegada al poder en Madrid. El de la lucha contra la corrupción. «A pesar de los comportamientos aislados que a todos nos avergüenzan, el PP está formado por miles de hombres y mujeres honrados», enarboló.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos