El Centro de Prensa, un «negocio» de Roures

P. PEREA BARCELONA.

Miembros del amplio dispositivo de seguridad, encargados de credenciales, azafatas y empleados del cátering superaban ayer ampliamente en número a las dos docenas de periodistas que se asomaban al plató de mil metros cuadrados con cabinas de traducción simultánea, se repartían por una redacción habilitada para 240 profesionales o escogían entre la abundante bollería, la ensalada césar o los sándwiches ecológicos puestos a su libre disposición en la cafetería.

Al empresario Jaume Roures se le presume buen olfato para los negocios. No en vano preside la mayor productora audiovisual de España, Mediapro, con cerca de 5.000 empleados, más de 80 películas producidas bajo la dirección de cineastas tan prestigiosos como Woody Allen, Oliver Stone o Roman Polansky, y más de 160 millones de euros en beneficios el pasado año. Por eso sorprende que esgrimiera como razón para ofrecer sus oficinas centrales de la avenida Diagonal como Centro de Prensa Internacional para la consulta la «oportunidad de negocio», cuando le plantearon las sospechas de que cumpliera un encargo de la Generalitat. Y es que una tarifa diaria de diez euros a cada periodista acreditado no parece suficiente para cubrir gastos.

Fotos

Vídeos