Catorce independentistas detenidos tras encadenarse a las puertas del TSJC

Un centenar de activistas impiden la entrada al tribunal para reclamar la libertad de los 'Jordis', Junqueras y Forn

R. C.

BARCELONA. Por sorpresa y con una rapidísima capacidad de convocatoria, una decena de independentistas se encadenaron ayer en Barcelona a las puertas del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) bloqueando su acceso y exigiendo la libertad de los 'Jordis', y de los exmiembros del Govern Oriol Junqueras y Joaquim Forn.

Tras la protesta se encontraban los llamados Comités de Defensa de la República (CDR), asambleas ciudadanas vinculadas a la CUP creadas para defender la celebración del referéndum del 1 de octubre y, posteriormente, para apoyar los planes separatistas. «Acabamos de bloquear y encadenarnos a las puertas del TSJC (...) Ven, participa y ayúdanos desde la no violencia a detener el máximo órgano de la injusticia de España», escribieron los CDR en su cuenta de Twitter. No eran ni las 8.00 de la mañana y un centenar de simpatizantes acudieron a su llamada a través de las redes sociales. Portaban una pancarta con el lema «23-F. Paremos el golpe de Estado», coincidiendo con el 37 aniversario del fallido golpe de 1981.

Los Mossos d'Esquadra tuvieron que cortar el tráfico durante más de dos horas, el tiempo que necesitaron para desalojarlos de allí, uno por uno. Primero de la escalinata del tribunal, después, misma operación para otro grupo que hizo una sentada, en medio de la calle. El resultado fueron catorce detenidos, tras un desalojo pacífico, por desobediencia a la autoridad y otros cargos.

Tras las detenciones, un pequeño grupo se concentró a las puertas de la comisaría de los Mossos en Las Cortes, donde se encontraban los catorce activistas detenidos, para protestar por sus arrestos. Durante la movilización, leyeron además un manifiesto en el que criticaron las citaciones judiciales y procesos abiertos contra, según ellos, unas 900 personas a raíz de la consulta soberanista del 1-0, entre ellos los dirigentes independentistas y trabajadores públicos como maestros o bomberos. «Hemos tenido una acción en defensa de la República catalana y los presos políticos y pedimos la inmediata libertad de los detenidos en la acción», apuntó poco después el diputado de la CUP, Vidal Aragonès.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos