Carmena regresa de París tras las críticas de la oposición

Cancela su participación en unas jornadas de la Unesco para seguir la investigación sobre la muerte del mantero

R. C. MADRID.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, decidió ayer anular sus actos en París y regresar de urgencia a la ciudad para ponerse al frente de la investigación que llevará a cabo el Ayuntamiento sobre la muerte del mantero senegalés y los altercados posteriores en el barrio de Lavapiés.

La regidora viajó el jueves por la mañana a la capital francesa para participar en las jornadas de lucha contra el cambio climático organizadas por la Unesco. Allí, según fuentes del Consistorio madrileño, fue informada en todo momento del fallecimiento por un infarto del vendedor ambulante y de la ola de disturbios en los que desembocó el fallecimiento. Prueba de ello es el tuit que Carmena publicó a medianoche lamentando el suceso y anunciando que se investigará «a fondo» lo ocurrido y se actuará «en consecuencia».

Ante las críticas del Partido Popular y Ciudadanos por su ausencia, la alcaldesa despejó su agenda oficial del fin de semana y puso rumbo a Madrid, aunque debido a un retraso en los vuelos no pudo llegar a tiempo para presidir la reunión convocada con urgencia en el Ayuntamiento.

Pero los reproches no solo llegaron desde la oposición. Ganemos Madrid, el sector crítico del gobierno de Carmena, apuntó directamente a la regidora por no haberse hecho cargo de la situación de los inmigrantes desde que llegó a la alcaldía en 2015 y le atribuye el plan policial contra el top manta que, a su juicio, habría desencadenado la muerte del senegalés. Representantes de asociaciones contra el racismo exigieron ayer una investigación «exhaustiva y detallada» sobre el suceso, así como esclarecer si hubo «un uso excesivo de la fuerza» por parte de los antidisturbios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos