La Cámara catalana aplaza el pleno de la eventual DUI

CRISTIAN REINO

barcelona. El pleno parlamentario para la proclamación de la independencia tendrá que esperar. Aunque Junts pel Sí y la CUP habían amenazado con celebrar un pleno este jueves para levantar la suspensión de la declaración de independencia, coincidiendo con el final del plazo marcado por Mariano Rajoy a Carles Puigdemont para que aclare si declaró o no la secesión, los dos grupos soberanistas decidieron ayer aplazarlo para la semana que viene.

La CUP pedía que fuera un pleno monográfico para votar una proclamación de independencia, pero en Junts pel Sí no existe el consenso necesario para tomar una determinación de este calado. El pleno aplazado podría celebrarse entre el miércoles y el jueves de la semana que viene y serviría para dar respuesta a la decisión que adopte el Gobierno central una vez tenga la respuesta definitiva de Puigdemont.

En concreto, la Cámara catalana podría anunciar una nueva hoja de ruta secesionista, en caso de que Rajoy aplique el artículo 155 de la Constitución. La CUP insistirá en que se convoque un pleno monográfico para «proclamar» la república catalana, mientras que Junts pel Sí abogará por un pleno que «englobe un debate general sobre la situación de Cataluña». La oposición reclama un pleno ordinario y denunció que el Parlamento autonómico lleva seis semanas sin uno con sesión de control al Gobierno, lo que constituye «una irregularidad» y vulneración de los derechos de los diputados. La próxima reunión de la junta de portavoces, para fijar la convocatoria del pleno, está prevista para el lunes que viene, aunque no se descarta que en función de la respuesta que dé Rajoy pudiera celebrarse un plenario este fin de semana.

Fotos

Vídeos