CaixaBank se quedará en Valencia de forma permanente

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar. / Reuters

El banco admite que tuvo una fuga de depósitos «moderada» tras el 1-O y aclara que el Gobierno no le presionó para que cambiara su sede social

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha reconocido que el conflicto independentista que se vive en Cataluña puede tener un “impacto muy dañino” en la economía si la actual situación política se prolonga. “Confío en los gobernantes para que solucionen los problemas”, ha indicado el ejecutivo en la presentación de resultados de la entidad en Valencia. Y si así sucede a corto plazo “podremos corregir la situación económica con un impacto menor”.

No es la primera voz que se alza para avisar sobre las consecuencias que para la recuperación económica tendrá la deriva secesionista, después de que ayer mismo lo hiciera la CNMV. Gortázar ha apuntado, además, que ya se notan los primeros efectos negativos en el día a día de los ciudadanos, porque “esta situación incita a inferir decisiones de consumo e inversión” por parte de los hogares y las empresas. En principio, CaixaBank, que ha ganado casi 1.500 millones de euros hasta septiembre, mantiene su previsión de que el PIB crezca en el entorno el 3% este año y lo haga algo por debajo en 2018.

En su primera intervención pública tras el traslado de sede social del banco de Barcelona a Valencia, Gonzalo Gortázar ha aclarado que esta decisión del consejo de administración “no va a ser temporal”. Porque si así lo hubiera querido la dirección del banco “ya lo habría dicho en su momento”. Es decir, que CaixaBank dejará fijado su domicilio jurídico en la capital levantina al menos a medio o largo plazo. El consejero delegado ha indicado que el banco no sufrió ninguna presión por parte del Gobierno para que materializara ese traslado de sede: “Fue una decisión única y exclusivamente nuestra”.

CaixaBank cambió de sede apenas cinco días después del referéndum del 1 de octubre “para preservar los ahorros de los clientes, estando bajo el paraguas del Banco Central Europeo”, ha recordado Gortázar. Además, lo hizo sin acudir a la junta de accionistas, algo a lo que en principio le obligaban sus propios estatutos, que consiguió sortear tras el cambio exprés de la ley aprobado por el Gobierno el 6 de octubre para facilitar estos cambios sociales. “Evitamos el tiempo y el coste de organizar una junta extraordinaria, que no tenía sentido hacerla porque hubiese sido tirar el dinero”, ha indicado Gortázar, al recordar que el consejo, en el que se encuentran representados los grandes accionistas, aprobó el cambio social por unanimidad. Lo que no hará CaixaBank, por ahora, será trasladar la sede operativa ni otros centros de decisión desde Barcelona.

El 'número dos' de CaixaBank también se ha referido a la huida de depósitos registrada en la primera semana de octubre, como consecuencia de la tensión tras el referéndum secesionista, la huelga general del 3 de octubre y la amenaza de una declaración unilateral de independencia. Gortázar ha reconocido que la salida de ahorros fue “moderada”, que tuvo un “impacto negativo” aunque tras el cambio de sede esa tendencia “se ha revertido”. En cualquier caso, no quiso aclarar si el banco ha recuperado el nivel de depósitos que drenó en aquellas jornadas de tensión, y ha instado a esperar a los resultados de final de año para comprobar la evolución definitiva de los fondos.

Además, ha querido ofrecer un mensaje de “tranquilidad” a todos sus clientes, tanto los que se encuentran en Cataluña como los del resto de España, sobre el futuro de sus ahorros. “Hago una llamada a la responsabilidad y a la tranquilidad porque nuestras cuentas están todas seguras en Cataluña o fuera de la comunidad”, ha indicado. Además, ha criticado el boicot al que llamaron algunos grupos independentistas para sacar dinero del grupo de origen catalán afirmando que estas acciones “no ayudan a la convivencia”. Ante la posibilidad de que se declare la DUI, afirma que el grupo está “preparado” para “seguir protegiéndose” en todo momento, independientemente del escenario que se produzca en las próximas semanas.

Fotos

Vídeos