¿QUIÉN TIENE CABIDA EN LA YIHAD MEDIÁTICA?

Tras la matanza del jueves en Barcelona, que causó 14 muertos y un centenar de heridos, el viernes despertábamos con un segundo ataque que dejó otra mujer asesinada, varios heridos y cinco terroristas muertos en la costa de Tarragona. ¿Qué es lo que no hemos sabido hacer para que estos terroristas se vean fuera de la sociedad en la que viven y seducidos por un discurso violento, fascista y terrorista? ¿Por qué el Islam acaba siendo el camino para romper con una sociedad en la que muchos han nacido y donde viven? ¿Qué hace que un joven opte por el camino de la radicalidad?

Siempre echo de menos ciertas presencias en los medios de comunicación que considero muy importantes: más académicos expertos en la materia y algún miembro de la comunidad musulmana que pueda expresarse públicamente normalizando con su presencia un pluralismo que hace tiempo está presente en nuestra sociedad.

Este atentado me toca de forma muy personal porque trabajé con colectivos musulmanes del Raval en proyectos que ya por el año 2008 buscaban garantizar el pluralismo religioso de todas las minorías religiosas en España. No obstante, aunque hay grandes expertos en la materia, se trabaja de forma muy precaria y, en proporción a otros países, hay muy pocos estudios sobre radicalismo y carecemos de un modelo político sobre el Islam. Considero que las grandes cadenas deberían dejar el sensacionalismo de un lado y nutrirse de los grandes profesionales que sí tenemos, ya que el terrorismo y la ignorancia también se combaten con educación veraz porque frenan rumores, prejuicios y estereotipos que sólo crean una mayor brecha social.

También sería bueno recordar que la inclusión social debe hacerse por ambas partes. Se debería normalizar también la presencia pública en debates de representantes de las comunidades musulmanas, para darles voz y permitirles expresarse, pero también para permitir al espectador conocerles. Son personas que forman parte de nuestra sociedad hace tiempo y hay que darles cabida antes, durante y después de este tipo de actos. Los manifiestos son importantes para toda la sociedad, y deben de incluir a todos los representantes sociales y políticos. Pero, lamentablemente, no he visto a ningún representante del colectivo musulmán, ni de la comisión Islámica de España junto al presidente de nuestro país, o junto al Rey... Me falta esta imagen institucional conjunta que, sin embargo, es más frecuente en partidos de fútbol o en encuentros de negocio con Arabia Saudí, cuna del wahabismo e islamismo suní del que se nutre el Islamismo radical y que es fuente de financiación y adoctrinamiento del ISIS con armas vendidas por Occidente. Debiéramos tener esto en cuenta a la hora de hacernos preguntas sobre el origen del terrorismo islámico.

Lo que está claro es que hay que crear una cultura de seguridad compartida donde todos tengan una labor pública importante que se pueda visibilizar para empezar a dar normalidad a una realidad social plural de convivencia.

Fotos

Vídeos