Los cabecillas de 'Gürtel' piden al Supremo anular las escuchas claves del caso

Los abogados de Correa, Crespo y 'el Bigotes' confían en la Sala porque las grabaciones de Peñas son «puro veneno» y violaron su intimidad

MATEO BALÍN

madrid. Vuelta a la carga, pero esta vez ante el Tribunal Supremo. Las defensas de los cabecillas confesos del 'caso Gürtel' reclamaron ayer ante el tribunal de la Sala Segunda (de lo Penal) que anule las escuchas grabadas por el exconcejal de Majadahonda José Luis Peñas, que dieron origen a la investigación de la trama corrupta en 2008.

El alegato fue defendido por los abogados de los tres presos preventivos de la 'Gürtel' en la actualidad: Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez, 'el Bigotes', durante la vista del recurso de casación celebrada ayer por la pieza separada referida a los contratos de la Generalitat Valenciana con empresas del llamado Grupo Correa en Fitur.

La letrada de Pablo Crespo aseguró a los magistrados que el denunciante de la red «plantó la semilla de la cicuta» al grabar sus conversaciones con algunos acusados, que son «puro veneno» y suponen «la piedra angular» de la investigación. Margarita Crespo, hija del exdirigente del PP pontevedrés, aseguró también que con esas grabaciones viciadas «trabajó» la Policía, la Fiscalía y los distintos instructores, por lo que tendrían que ser anuladas por vulnerar derechos fundamentales.

En la misma línea se extendieron las defensas de Correa y 'el Bigotes', que mostraron su deseo de encontrar en el Supremo «el dique frente a tantos abusos, descontrol y vulneraciones» pese a la negativa previa de la Audiencia Nacional y el Tribunal Superior de la Comunidad Valenciana (TSJCV) de admitir esta tesis.

La abogada de Crespo aseguró que las 62 horas que duran las grabaciones entre Peñas y otros acusados son «sesgadas e interpretativas» y que hay razones para concluir que existe una «insoportable violación del derecho intimidad». En este sentido hizo referencia al juicio al 'caso Guateque', considerado como la mayor trama de corrupción en el Ayuntamiento de Madrid, que acabó con la absolución de los 30 acusados al anular el Alto Tribunal todas las pruebas practicadas en instrucción, ya que la grabación que dio origen a la investigación fue sin autorización judicial.

Además, la letrada mencionó que Peñas nunca aportó las grabaciones originales, sino que se trata de transcripciones realizadas por él o por la Policía. «Se trata de un caso contaminado», reiteró el abogado de 'el Bigotes' Javier Vasallo. Los condenados por el TSJCV fueron Correa y Crespo (trece años de prisión), 'el Bigotes' (doce años), la exconsejera Milagrosa Martínez (9 años) y siete personas más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos