Barcelona retira los altares espontáneos en Las Ramblas

R. C. BARCELONA.

El Ayuntamiento de Barcelona empezó anoche a retirar los altares que la ciudadanía de forma espontánea creó en Las Ramblas tras el atentado yihadista, que en esa calle se cobró la vida de catorce personas y dejó más de un centenar de heridos.

Según confirmó el Consistorio, ya se han iniciado las tareas de documentación y conservación de todos los elementos que pasarán a formar parte del patrimonio del archivo municipal y del Museo de Historia de Barcelona. Hasta ahora se han contabilizado un total de 131 espacios memoriales desde el inicio del céntrico bulevar hasta el mosaico de Joan Miró. Apenas 600 metros en los que se han colocado carteles, velas, crespones, pintadas, flores, símbolos u oraciones. «No pueden seguir en la calle, pero los guardaremos, cuidaremos y archivaremos. Son un tesoro», remarcó la alcaldesa Ada Colau.

Está previsto que, a medio plazo, el Ayuntamiento instale un memorial en homenaje a las víctimas, cuya ubicación y características aún no se han decidido y donde los ciudadanos podrán continuar su presentación de ofrendas y recuerdos.

Fotos

Vídeos