Barcelona pide el traslado a cárceles catalanas de los cuatro presos secesionistas

C. REINO

barcelona. El Ayuntamiento de Barcelona, gobernado por Catalunya en Comú, aprobó ayer una declaración institucional en la que pide que los cuatro dirigentes secesionistas que permanecen en prisiones de Madrid sean trasladados a cárceles catalanas. La iniciativa fue apoyada por Catalunya en Comú, Esquerra, PDeCAT y la CUP, y rechazada por PSC, Ciudadanos y PP.

El alejamiento penitenciario «supone un castigo social que vulnera derechos reconocidos en el derecho internacional y atenta contra los derechos humanos», se recoge en la resolución que vuelve a acercar a Ada Colau a las posiciones independentistas. Una aproximación que ya se produjo cuando la alcaldesa dio su apoyo a Carles Puigdemont para el referéndum del 1-O y con la ruptura del pacto de los comunes con el PSC antes de las elecciones autonómicas del 21-D.

Los comunes cargaron ayer con dureza contra los socialistas por votar en contra porque demuestra «poca sensibilidad humanitaria y bajeza moral», afirmó el teniente de alcalde, Jaume Asens.

Colau necesita el apoyo de los independentistas para gobernar y, además de la resolución, el Ayuntamiento prevé organizar en los próximos días una recepción de familiares de Oriol Junqueras, Joaquim Forn, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos