El Ayuntamiento de Pamplona reta al Ejecutivo central al izar la 'ikurriña'

El alcalde de Pamplona saluda desde el balcón del Ayuntamiento con la 'ikurriña' al lado. :: Jesús Diges / efe

La Delegación de Gobierno había advertido de que colocar la enseña vasca durante el Chupinazo es «ilegal»

A. SANTOS

Bilbao. Los Sanfermines comenzaron ayer con polémica después de que el Ayuntamiento de Pamplona decidiera colgar la 'ikurriña' en el balcón del Consistorio quince minutos antes del lanzamiento del tradicional Chupinazo.

La decisión, adoptada por la Corporación que preside EH Bildu, se tomó a pesar de que la delegada del Gobierno en Navarra, Carmen Alba, advirtió de que ese gesto es ilegal después de que el Parlamento foral haya derogado la Ley de Símbolos.

El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, ya había avisado en los últimos días de que la bandera del País Vasco estaría «bien representada» durante el Chupinazo, aunque había evitado dar detalles de cómo tenía pensado cumplir esa promesa. La incógnita se fue despejando a lo largo de la mañana. A primera hora se descubrió que en la balconada había un quinto mástil, lo que daba a entender que sí que se colocaría la 'ikurriña' junto a las banderas de España, de la comunidad, de la Unión Europea y la de la ciudad. La izada de la enseña vasca se materializó cuando la plaza del Ayuntamiento estaba ya abarrotada de gente.

«Efecto boomerang»

El martes el Gobierno central avisó de que colocar la enseña vasca en las instituciones de Navarra es ahora mismo ilegal. La delegada del Gobierno explicó que la decisión del Ejecutivo cuatripartito -Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra- de presentar una propuesta para derogar la Ley de Símbolos y esquivar así la prohibición de izar la bandera de Euskadi ha tenido un «efecto boomerang» ya que, con la iniciativa del Gobierno de Uxue Barkos y según la legislación actual, esa enseña no puede ondear ni siquiera para agasajar a personalidades procedentes del País Vasco. Y es que la legislación cuestionada por el Ejecutivo foral sí permitía poner banderas de otra autonomía o municipio como gesto de respeto hacia los invitados a diferentes eventos organizados por las instituciones. «Esta opción ha dejado de estar vigente», incidió la representante del Ejecutivo del PP, que anunció que presentará un recurso contencioso-administrativo.

Alba precisó que, ante la falta de una normativa específica, Navarra debe atenerse a lo establecido en el Amejoramiento del Fuero, la Constitución y la ley nacional de banderas de 1981, y ninguno de estos textos da cobertura a la 'ikurriña' en edificios oficiales de la comunidad.

Fotos

Vídeos