El asesino de Sandra Palo queda en libertad tras volver a ser detenido

El asesino de la joven madrileña Sandra Palo, junto a varios familiares en 2014. :: r. c./
El asesino de la joven madrileña Sandra Palo, junto a varios familiares en 2014. :: r. c.

El Rafita', que en 2003 participó en la violación colectiva y muerte de la joven, fue arrestado en una operación contra el robo de vehículos

MELCHOR SÁIZ-PARDO MADRID.

De nuevo Rafael García Fernández. De nuevo arrestado y, de nuevo, en libertad solo una hora después. La Policía detuvo ayer en Madrid en una operación contra el robo y desguace de vehículos a 'El Rafita', uno de los delincuentes más activos de la capital de España pero, sobre todo, conocido por ser uno de los asesinos y violadores de la joven Sandra Palo en mayo de 2003, cuando el ahora arrestado tenía solo catorce años.

Según informaron fuentes policiales, García Fernández fue detenido en una comisaría de Vallecas, a la que había acudido acompañado de su abogado, tras conocer que se había dictado contra él una orden de búsqueda y captura como miembro de una de las redes de robo de vehículos más activas de Madrid. En la operación contra este grupo criminal ya habían sido capturados sus hermanos Daniel, Eduardo y Ricardo, todos ellos, como el propio 'El Rafita', multireincidentes. El asesino de Sandra Palo quedó en libertad a la espera de que el juez le cite. Su defensa es que solo utilizó un vehículo robado por sus hermanos sin conocer su procedencia, cuando salió de la cárcel hace un mes.

La Policía encuadra ahora al asesino y violador en una compleja red de robo de vehículos, muy especializada, radicada en la Cañada Real Galiana, una de las zonas más deprimidas de la Comunidad de Madrid. La organización, vinculada al clan de los 'Mercheros', contaba en este poblado con talleres especializados en el despiece de los automóviles y en el embalaje y envío de las piezas. En la operación, denominada 'Mecano', han sido arrestadas más de 30 personas, entre ellos algunos 'patriarcas' de más de 80 años. El operativo se ha saldado con 19 registros, quince de ellos en La Cañada. Los funcionarios se han incautado de 38 vehículos fabricados con piezas robadas, como el que habría usado 'El Rafita, además de seis armas de fuego y 88 armas blancas.

En la última década solo ha pasado unos meses en prisión a pesar de sus continuas detenciones

Rafael García se ha convertido en una verdadera pesadilla para las fuerzas de seguridad desde que quedara en libertad en 2007, tras cumplir solo cuatro años por el asesinato. Al ser menor de edad, él y otros dos de los cuatro acusados, fueron condenados a penas de entre 4 y 8 años de internamiento y 3 y 5 de libertad vigilada a pesar de la gravedad del crimen. Los cuatro condenados, de entre 14 y 18 años, secuestraron a Palo en una parada de autobús, la violaron de manera colectiva, luego la atropellaron hasta en siete ocasiones diferentes y, estando aun agonizante, la quemaron viva para intentar borrar las pruebas.

Sin descanso

Desde su salida a la calle, incluso ya en su etapa de libertad vigilada, 'El Rafita' volvió a delinquir sin descanso. En la última década acumula más de una veintena de antecedentes policiales y detenciones que no le han impedido retomar de inmediato su libertad. Ha estado dos veces más en prisión, pero solo unos meses.

La mayoría de sus delitos tienen relación con la sustracción de vehículos, pero su ficha también incluye delitos contra la seguridad vial, daños o usurpación de vivienda. En su haber, además, cuenta con decenas de denuncias de su etapa infantil (antes del asesinato de Sandra Palo).

En 2011 fue detenido y acusado de pertenencia a un grupo criminal en una operación muy similar a la de ayer, denominada 'Ceniza' y que, en esencia, es el germen de la redada desatada en las últimas horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos