Arrimadas pide el voto masivo para enterrar el 'procés'

Rivera, Arrimadas, Carrizosa y Tomas de Paramo, ayer en el cierre de campaña en Barcelona. :: J. L. / AFP/
Rivera, Arrimadas, Carrizosa y Tomas de Paramo, ayer en el cierre de campaña en Barcelona. :: J. L. / AFP

M. E. ALONSO BARCELONA.

Ciudadanos afronta el 21-D como la cita más importante de su historia. «Tenemos ante nosotros solo dos opciones. O alargar el proceso independentista o iniciar una nueva etapa para Cataluña», remarcó ayer Inés Arrimadas. La candidata de Ciudadanos volvió a llamar al voto útil con el objetivo de aglutinar bajo las siglas naranjas la mayor parte del voto constitucionalista que le abran las puertas de la Generalitat. «Un solo voto puede servir para ganar las urnas. Nadie se puede quedar en casa», apuntó la dirigente liberal, ante las cerca de 2.000 personas que abarrotaban la Plaza Mayor de Nou Barris, antiguo fortín de los socialistas.

Acompañada por la plana mayor del partido con su presidente Albert Rivera a la cabeza, Arrimadas, que comenzó su discurso con una pequeña cacerolada de fondo, defendió a Ciudadanos como la única fuerza capaz de «ganar a los nacionalistas» y de frenar la hoja de ruta del soberanismo ya que, en su opinión, el PSC no garantiza que se vaya a acabar el 'procés'. Rivera trató de arañar también papeletas socialistas recordando que cambiar el voto es «legítimo y a veces necesario» y advirtiendo una vez más de que Miquel Iceta apueste por un nuevo tripartito. «Elijan si quieren ser partícipes de una victoria histórica o si quieren lamentarse por no haber ido a votar», sentenció el líder de Ciudadanos, que cerró su discurso afirmando que aspiran a conseguir un millón de votos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos