Arrestan en Vitoria a tres menores tutelados acusados de agredir a varios jóvenes para robarles

Una mujer ajena a la información, frente a Sansoheta. /Jesús Andrade
Una mujer ajena a la información, frente a Sansoheta. / Jesús Andrade

La investigación de la Ertzaintza lleva al juzgado a los adolescentes, uno de los cuales fue enviado ayer a un centro cerrado

DAVID GONZÁLEZ

Efectivos del Grupo 6 de la Ertzaintza, una unidad especializada, accedieron ayer al centro Sansoheta, que aloja a más de una veintena de menores tutelados por la Diputación alavesa. Buscaban a tres chicos. Todos sospechosos de estar detrás de una oleada de violentos asaltos a otros jóvenes en plena calle. Casi al mismo tiempo se producía otra detención en otro punto de la capital del País Vasco. Era la de un supuesto cuarto integrante -éste adulto- de este violento grupo.

Culminaban de esta manera varias semanas de discretas investigaciones policiales tras el goteo de denuncias cortadas por el mismo patrón. Las víctimas, en su mayoría personas jóvenes, ofrecían relatos fotocopiados a los instructores de la Policía autonómica. Los ataques ocurrían los fines de semana. Cuando volvían a sus hogares tras pasar una noche de fiesta, una cuadrilla de desconocidos les abordaba siempre en lugares solitarios. Por ejemplo, en un paso inferior. Así limitaban al máximo la aparición de algún ciudadano que pudiera auxiliar a sus víctimas.

Los testimonios ofrecidos en la comisaría de Portal de Foronda se repetían. Los asaltantes se empleaban con «inusitada agresividad», explican fuentes conocedoras de la investigación consultadas por este periódico. Al parecer, no dudaban en golpear a la mínima muestra de resistencia. Todo para apropiarse de alguna de sus pertenencias, como el teléfono móvil, el bolso o el dinero en efectivo que pudieran llevar encima a esas horas.

Como las descripciones coincidían, en la Policía autonómica pronto empezaron a reducir los posibles sospechosos. Así hasta señalar a varios menores del centro foral ubicado al noreste de Vitoria. Ahí entró en escena la Diputación, que según ha sabido este periódico, colaboró en el esclarecimiento del caso.

Visita al juzgado

Tras su arresto, y el del adulto, todos los chicos pasaron en la mañana de ayer a disposición de las autoridades judiciales de guardia. El adulto, dicen fuentes consultadas, salió en libertad con cargos y tendrá que responder en próximas fechas por las acusaciones en su contra.

En cuanto a los menores señalados, como el grado de implicación fue distinto, las consecuencias también. Un par de ellos volvieron a Sansoheta, donde casi con toda seguridad se les aplicará el código interno de comportamiento. Respecto al tercer adolescente, al parecer el más violento de los identificados, las consecuencias fueron bastante más graves.

Ya por la tarde, el Juzgado de Menores y la Fiscalía de Menores de Vitoria decidieron su ingreso temporal en una institución cerrada para menores conflictivos, lo que antes se conocía como reformatorio. Allí permanecerá unas semanas como medida de castigo ante su activa participación en esta oleada de asaltos a viandantes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos