Anna Gabriel comunica a Suiza que vive allí porque es una perseguida política

R. G. MADRID.

El abogado de Anna Gabriel envió el miércoles un escrito a las autoridades suizas para informar de que vive en Ginebra porque en España sufre persecución política. El letrado Olivier Peter explicó que en su escrito recordó a la administración helvética que tiene «no solo la obligación de denegar la extradición por el carácter político» de los delitos que se achacan a la exportavoz de la CUP en el Parlamento catalán sino que también tener en cuenta que en España no tendría «un juicio justo».

Peter señaló ayer en Catalunya Radio que el Tribunal Supremo español deberá medir bien su petición de extradición a Suiza, si la presenta, porque corre el riesgo «muy claro de tener una inadmisión» de su demanda porque los delitos que se le imputan a la exdiputada de la CUP, sedición y rebelión entre otros, su entrega a España «es imposible». El abogado, de momento, no ha tenido ningún contacto directo con las autoridades suizas sobre la situación de Gabriel, y se ha limitado a informarles de que es su abogado y de la presencia de la dirigente anticapitalista en Ginebra.

Anna Gabriel, entretanto, comentó en una entrevista concedida a la Tribuna de Ginebra que la decisión del juez del Supremo Pablo Llarena de ordenar su detención si pisa territorio español ha supuesto «un gran giro» en su vida. «Ya no podré volver» a España. Señaló que su decisión de irse a Suiza no fue fácil porque implicaba «dejar atrás» su trabajo, sus amigos y su familia. Pero la tomó, añadió, porque consideró que de esa manera contribuía a defender la causa independentista. La presencia de Anna Gabriel en Suiza es bastante incomprensible, según comentan fuentes jurídicas, porque su encarcelamiento era bastante improbable dado que la secretaria general de Esquerra, Marta Rovira, con una implicación mucho mayor que Gabriel en el 'procés' y en el referéndum ilegal del 1 de octubre, salió en libertad, aunque con una fianza de 60.000 euros.

En el Gobierno de Mariano Rajoy asimismo achacan la decisión de la exdiputada de la CUP a una operación propagandística de los independentistas por más que ella insista en que se refugió en Suiza porque en España no iba a tener un juicio justo.

Gabriel, además de insistir en la persecución política, explicó en la entrevista que todavía no ha pedido asilo político pero que sigue «atenta» los movimientos del Supremo, y si «la persecución política se intensifica» tendrá «más razones válidas» para pedirlo. Apuntó que además de retomar su actividad académica con su tesis doctoral sobre el derecho de los pueblos a la autodeterminación, seguirá en «la lucha por la independencia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos