El alcalde de Reus no se retracta del manifiesto contra la Policía

M. SÁIZ-PARDO

Madrid. El alcalde de Reus, Carles Pellicer (PDeCAT), mantiene que volvería a firmar el manifiesto en el que se instaba a las Fuerzas de Seguridad del Estado a abandonar sus alojamientos en el municipio tarraconense tras su intervención el 1-O.

Pellicer declaró ayer ante el Juzgado de Instrucción 2 de Reus que mantiene abierta una investigación por el supuesto acoso al que se sometió a los policías nacionales en los días posteriores a las cargas policiales, en particular el 3 de octubre, día de la huelga general en Cataluña, cuando cientos de personas se manifestaron ante el Hotel Gaudí de Reus, donde estaban hospedados los agentes. El alcalde, acusado por un delito de odio, sostuvo que la actuación del Ayuntamiento estuvo siempre «marcada por hacer compatible el ejercicio de derechos y libertades de la ciudadanía con la paz, la conciencia y el civismo». Junto al alcalde declararon otros tres ediles que también firmaron el polémico manifiesto. También fueron citados los concejales de la CUP Marta Llorens y Oriol Ciurana, quienes no se presentaron en el juzgado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos