Mas abona dos millones por el 9-N y pide una prórroga para pagar el resto

CRISTIAN REINO

barcelona. El expresidente de la Generalitat, Artur Mas, formalizó ayer el ingreso bancario de 2,2 millones, de los 5,25 millones que le reclama el Tribunal de Cuentas como fianza, por si resulta condenado en la causa que tiene abierta por su responsabilidad en la celebración de la consulta del 9 de noviembre de 2014.

El Tribunal de Cuentas acusa a Mas y a sus exconsejeros Joana Ortega, Irene Rigau y Francesc Homs, de malversación de cuentas públicas, un delito por el que no fueron condenados durante el juicio del 9-N. El expresidente y sus exconsejeros, Ortega, Rigau y más tarde Homs fueron condenados por desobediencia y prevaricación a penas de inhabilitación, pero no por malversación, pues ni siquiera el fiscal les acusó por este delito.

Pero la entidad no independentista Sociedad Civil Catalana presentó en mayo una denuncia con el objetivo de que «devuelvan» los gastos empleados para la celebración de la consulta de 2014. Poco después, la Fiscalía apoyó la apertura de una investigación. Y finalmente, en julio, el Tribunal de Cuentas abrió el procedimiento para que los condenados paguen los costes del 9-N. En septiembre, citó al propio Mas a declarar y fijó una fianza por si resultan condenados.

Entre todos ellos, además de cinco altos cargos del Ejecutivo catalán, deben hacer frente a un pago de 5,25 millones. El dirigente soberanista siempre ha reconocido que fue el responsable del 9-N, pero niega que usaran fondos públicos para su celebración, ya que buena parte del dispendio fue destinado a la compra de equipos informáticos, que según ha expresado Mas estos últimos meses, pasaron a formar parte del material tecnológico del Departamento de Educación.

Quince días más

El abogado del expresidente de la Generalitat, en nombre de todos los acusados, solicitó ayer al Tribunal de Cuentas que amplíe en quince días el plazo fijado para abonar el resto de la fianza, en torno a tres millones. Como argumento esgrimido, el letrado reclamó al tribunal que atienda a «los medios económicos de los presuntos responsables». Artur Mas declaró hace un mes que el pago de la fianza les dejaría «absolutamente sin nada». En cualquier caso, se trata solo de una fianza. «No tiene el carácter de reintegro», según su abogado, sino «la estricta finalidad de responder al requerimiento de garantizar la responsabilidad establecida provisionalmente», a la espera de que sea firme la sentencia.

Fotos

Vídeos