El abogado de 'el Chicle' renuncia a su defensa por falta de confianza

M. E. A.

MADRID. Las cosas se complican aún más para José Enrique Abuín, 'el Chicle'. El asesino confeso de Diana Quer se ha quedado sin abogado. Su hasta ahora defensor, José Ramón Sierra, renunció ayer a su representación. Después de sopesar las posibilidades de llevar a buen puerto su defensa y de las consecuencias que podría implicar para su despacho y para él mismo, el letrado optó por dejar el caso. «Para poder ejercer en un asunto penal es necesario creer total y honestamente en lo que se está haciendo y yo difícilmente en estas circunstancias la puedo ejercer», explicó Sierra a las puertas del centro penitenciario de A Lama, donde se encuentra internado 'el Chicle'.

El abogado acudió al penal pontevedrés para comunicar su decisión en persona al que hasta ayer era su defendido. Sin querer desvelar detalles de una «conversación privada», Sierra defendió que la «circunstancia» que le ha llevado a tomar esa decisión es una pérdida de confianza en su cliente. Algo que estaría vinculado con el hecho de que en todas las declaraciones anteriores Abuín habría mantenido la versión de un atropello accidental de la chica, extremo que el informe preliminar de la autopsia ha echado definitivamente por tierra.

Según este análisis, Diana, cuyo cuerpo fue arrojado en agosto de 2016 a un pozo de una nave industrial abandonada en Rianxo, no fue víctima de un atropello mortal fortuito. Todo lo contrario. Los forenses descartan un muerte accidental y son rotundos al establecer que la joven madrileña fue estrangulada, aunque la autopsia necesitará de pruebas complementarias para intentar dar respuesta a más interrogantes sobre el crimen. Como el de si el acusado lo hizo con sus manos o con un objeto, como alguna de las bridas halladas en los registros de la nave donde ocultó durante 16 meses el cadáver o si la víctima sufrió agresión sexual. Una cuestión clave, ya que, de confirmarse, 'el Chicle' podría ser condenado a prisión permanente revisable. «De las pruebas realizadas hasta el momento, no se puede acreditar ningún delito contra la libertad sexual», incidió Sierra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos