Diario Sur

La Guardia Civil sostiene que el PP de Madrid pagó gastos electorales de Rajoy

Un cartel electoral del PP en 2008 con la imagen del candidato Mariano Rajoy. :: j. lago / afp
Un cartel electoral del PP en 2008 con la imagen del candidato Mariano Rajoy. :: j. lago / afp
  • Un informe de ‘Púnica’ asegura que la formación regional destinó 200.000 euros de una subvención para las generales de 2008

Publicidad exterior, banderolas, trípticos, esquineros y hasta el «telepronter», el aparato electrónico que refleja un texto en un cristal transparente y se sitúa en la parte frontal de una cámara de televisión. Todo ello valorado en más de 200.000 euros. Esta fue la cantidad que el Partido Popular de Madrid, cuya financiación se investiga en los ‘casos Púnica’ y ‘Lezo’ en la Audiencia Nacional, habría destinado de forma irregular para abonar gastos de campaña de las elecciones generales de 2008, en las que fue cabeza de lista por Madrid el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Así lo refleja un informe de la Unidad Central Operativo (UCO) de la Guardia Civil, conocido tras levantarse el secreto de sumario del ‘caso Púnica’, la «gigantesca red» de tráfico de influencias que afecta a administraciones de varias comunidades. Dicha causa la instruye el juez Eloy Velasco, que este miércoles anunció su adiós al juzgado antes del próximo 1 de junio para ocupar una plaza en la nueva Sala de Apelación de la Audiencia Nacional.

Los 200.620 euros que destinó el PP de Madrid, entonces presidido por Esperanza Aguirre, para esta parafernalia propia de los actos de campaña procedieron de subvenciones concedidas por la Comunidad, dirigida también por Aguirre, a Fundescam, la fundación autonómica para el desarrollo económico y social afín a los populares madrileños. Esta organización aparece en el centro de la investigación por la presunta financiación irregular del partido, que ha salpicado también a Cristina Cifuentes, actual presidenta, a través de un informe de la Guardia Civil.

Curiosamente, Fundescam estaba dirigida en 2008 por Aguirre durante los comicios generales que la UCO pone ahora bajo sospecha, aunque matiza que la concesión de dinero público fue hecha por el entonces vicepresidente de la Comunidad Ignacio González, en prisión sin fianza por la ‘operación Lezo’.

La citada partida estaba destinada para cursos del ámbito audiovisual y diseño gráfico que nunca existieron «enmascarando los conceptos realmente facturados» para costear los gastos electorales. Fue dada por la comunidad a Fundescam el 18 de noviembre de 2008, ocho meses después de las elecciones generales que perdió Rajoy frente a José Luis Rodríguez Zapatero. Los indicios de la UCO surgieron tras analizar la documentación requisada en el domicilio de Beltrán Gutiérrez, exgerente del PP de Madrid entre 2000 y 2014.

Un pendrive con facturas

En una memoria electrónica se detallan cantidades desgajadas para gastos electorales cuya suma total coincidía con la subvención pública dada a Fundescam para los cursos de formación. Por ejemplo, Beltrán Gutiérrez anotó en una columna 2.389 euros en cartelería asociado a la empresa Emfasis. Una cantidad y la misma empresa que aparece en la factura falsa bajo otro concepto: ‘Edición de programas de cursos y seminarios’, referencia que vendría a justificar la subvención.

También se recogen gastos por valor de 50.529 euros y de 46.189 para pagar a los «esquineros», voluntarios del partido que reparten propaganda electoral, y el «telepronter» de los mítines, respectivamente. Para ‘cursos’ de edición de vídeo se destinaron 8.607 euros y otro de diseño gráfico y publicidad, de la empresa Back RVS, por 3.712 euros.

La UCO coloca en esta operativa a Beltrán Gutiérrez, Ignacio González y al también investigado José Ignacio Echeverría, exconsejero de Transportes, expresidente de la Asamblea de Madrid y extesorero del partido. Precisamente, el propio Gutiérrez declaró ante la Guardia Civil el 12 de febrero de 2016 que tanto Esperanza Aguirre como el actual presidente del Senado, Pío García Escudero, eran de las pocas personas autorizadas en una «cuenta única fiscalizada por el Tribunal de Cuentas» que tenía el PP de Madrid para recibir donaciones, junto a Francisco Granados e Ignacio González entre otros.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate