Diario Sur

La oposición pide la cabeza de Moix por tratar de frenar la investigación

  • PSOE, Podemos y Ciudadanos reclaman explicaciones en el Congreso al ministro de Justicia y al fiscal general

madrid. La oposición ha puesto de nuevo en su punto de mira a los ministros de Justicia e Interior y al fiscal general del Estado porque considera que el responsable de Anticorrupción trató de obstaculizar la investigación sobre el expresidente de la Comunidad de Madrid al oponerse a varias diligencias solicitadas por los fiscales del caso. PSOE, Podemos y Ciudadanos han pedido que Rafael Catalá, Juan Ignacio Zoido y José Manuel Maza acudan al Congreso a dar explicaciones sobre eso y sobre el presunto chivatazo a Ignacio González.

La Fiscalía General del Estado trató ayer de apagar el incendio antes de que fuera a más y confirmó que hubo discrepancias entre Manuel Moix, contrario a que se efectuaran algunos registros de empresas supuestamente implicadas en el saqueo de la compañía de aguas de la Comunidad de Madrid, y los fiscales de la ‘operación Lezo’, defensores de esos allanamientos. El conflicto se dirimió en una junta de fiscales Anticorrupción, que por abrumadora mayoría, 21 a 2, dieron la razón a sus compañeros. La Fiscalía admite que hubo «puntuales discrepancias técnico-jurídicas», pero sostiene que es «falso», que Moix intentara «obstaculizar» y menos «paralizar» la operación Lezo. Las diferencias, dice la nota oficial, fueron resueltas conforme al Estatuto del Ministerio Fiscal.

Unas explicaciones que en modo alguno convencieron a la oposición porque cree que hubo un intento de Moix, respaldado por Maza, para impedir que se practicaran los registros. Además, dicen el PSOE, Podemos y Ciudadanos, llueve sobre mojado porque con la investigación de la trama ‘Púnica’ referida al ya expresidente de Murcia, el también popular Pedro Antonio Sánchez, el fiscal general se opuso, en contra del criterio de los responsables del Ministerio Público en la causa, a que se trasladara el caso de la Audiencia Nacional al Tribunal Superior de Murcia. En aquella ocasión tanto Catalá como Maza tuvieron que acudir a la Cámara baja a dar unas explicaciones, rechazadas por los grupos de la oposición.

Demasiadas veces

Una situación que se puede volver a repetir en esta ocasión, pero con el agravante de que ahora puede tener consecuencias políticas en otros ámbitos legislativos porque el PP ya no tiene mayoría absoluta. Los socialistas han reclamado la presencia del ministro de Justicia, el de Interior y el fiscal general para que aclaren este conflicto entre Moix y sus subordinados, y también «las maniobras» que, a su entender, se han dirigido desde el Ejecutivo para dificultar la investigación sobre el expresidente de la Comunidad de Madrid con un chivatazo para ponerle sobre aviso.

Una petición a la que se sumó Ciudadanos pero limitada a Catalá porque, según dijo Albert Rivera, el titular de Justicia debe decir si ha dado órdenes a los fiscales «para que no investiguen» algunos casos de corrupción. Si se confirma, como se ha confirmado, que Moix trató de corregir el criterio de los fiscales de la operación Lezo sería «de una extrema gravedad», advirtió el líder de Ciudadanos. «Ya van demasiadas veces en los últimos meses» en que hay «sospechas» sobre la actuación de Catalá.

Podemos fue más allá y pidió sin más dilación la destitución del fiscal jefe Anticorrupción y que el Congreso repruebe al ministro de Justicia por ser «el responsable político» de las supuestas maniobras obstaculizadoras.